Tras las intensas precipitaciones en forma de lluvia de ayer, lunes, varios ríos de la provincia han quedado desbordados. La fuerte crecida de sus caudales ha visto cómo el agua pasaba a tierras de cultivo. Es el caso del río Cega a su paso por La Velilla o del río de la Hoz -también llamado Ayuso- por El Olmillo, entre otros, con varios puntos encenagados. En alerta se encuentra el río Riaza a su paso por la villa riazana y Languilla, con tendencia estable y decreciente, respectivamente.

Además, viales de la red provincial presentaron complicaciones y la carretera SG-V-9111, entre Grajera y Sequera de Fresno, ya abierta al tráfico, tuvo que ser cortada en la tarde de ayer. Segovia permaneció en alerta, tal y como declaró la Agencia de Protección Civil de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Río Cega a su paso por La Velilla

Río de la Hoz por El Olmillo