Vista panorámica del polígono industrial de Valverde. /KAMARERO
Publicidad

El Ayuntamiento de Valverde del Majano ha aprobado en el último pleno una serie de cambios fiscales que tienen como objeto ayudar a las actividades económicas que se han visto afectadas por la crisis del coronavirus. La corporación aprobó la modificación de las ordenanzas de la tasa por el servicio de abastecimiento de agua potable, así como la del servicio de alcantarillado y la de la recogida de basuras, que en algunos casos suponen la supresión total de las cuantías a pagar, y en otros, la bonificación de algunos de los periodos de cobro, con el fin de que las actividades económicas tengan una menor presión fiscal.

La medida afecta tanto a las actividades industriales del polígono industrial Nicomedes García, como a las actividades comerciales y autónomos que desarrollan su actividad en el propio casco urbano de Valverde. Todo ello entrará en vigor una vez que se apruebe de forma definitiva la correspondiente modificación de las ordenanzas y se complete su tramitación legal.

En el mismo pleno se aprobó también por unanimidad, una línea de subvenciones destinada a las explotaciones ganaderas con actividad productiva en el municipio, que supondrán ayudas directas de 500 euros por beneficiario. Estas ayudas están sujetas a la presentación de diversa documentación que certifique, entre otros aspectos, que la actividad se estaba realizando cuando se decretó el estado de alarma.

Además, el Ayuntamiento pondrá en marcha una oficina municipal de ayuda al empresario, cuya finalidad será la de informar de todas las ayudas ofrecidas por las distintas administraciones públicas destinadas a empresas y ofrecer apoyo en la tramitación de las mismas.