Samantha Vallejo-Nágera, propietaria de un cáterin, jurado de ‘MasterChef’ y emprendedora en plena pandemia con Casa Taberna, ubicada en la Plaza Mayor de Pedraza, ha sugerido aprovechar los cierres decretados contra la hostelería para mejorar la formación financiera de los negocios de hostelería y volver más fuertes.

“La pandemia no es momento de abrir un negocio de hostelería porque es la gran víctima”, ha dicho la cocinera y empresaria, quien, no obstante, optó por continuar adelante con este proyecto en la pequeña localidad de Pedraza en el que combina en una casona del siglo XVII alojamiento, taberna y restaurante. Durante una intervención este miércoles en el VIII Foro Culinary Action organizado por la Universidad de Ciencias Gastronómicas Basque Culinary Center (BCC) de San Sebastián, ha explicado que tenía previsto inaugurar en verano Casa Taberna, aunque las condiciones impuestas por la pandemia le obligaron a retrasarlo a diciembre, y que actualmente está cerrado por las restricciones en Castilla y León.

“Dedicarse a la formación financiera porque, si conseguimos que ahora no se pierda dinero, en el futuro seremos más rentables”

Vallejo-Nágera, quien ha recordado que “hay negocios cerrados desde el 14 de marzo -cuando comenzó el estado de alarma- porque no pueden cubrir gastos”, ha recomendado “ver los negocios de puerta para adentro, analizar cómo funciona el personal, los proveedores, los clientes…”. “Dedicarse a la formación financiera porque, si conseguimos que ahora no se pierda dinero, en el futuro seremos más rentables”.

También ha asegurado que muchos de los bares y restaurantes que están abiertos, aunque con restricciones, en las comunidades autónomas donde se les permite, lo hacen más por “amor a la profesión” que por generar ingresos. A ellos les ha recomendado que mejoren la gestión para buscar ser “lo más productivos posible” pese a las reducciones de aforo.

“Se podrá cocinar en 2020 y 2021, pero ganar dinero, poca cosa“, ha manifestado esta empresaria que, no obstante, se ha mostrado optimista de cara al futuro, porque “cuando todo esto acabe todo el mundo querrá salir y celebrar”.

“La pandemia no es momento de abrir un negocio de hostelería porque es la gran víctima”

Por su parte, Covadonga de Echevarría, de su equipo de gestión, ha recomendado “hacer partícipe de otros proyectos” al personal que está en ERTE para que “no se vean abandonado”, así como aprovechar los cierres para mejora de las instalaciones o la decoración y “profesionalizar la gestión”.

También ha anunciado que en cuanto la Junta de Castilla y León lo permita, Casa Taberna volverá a abrir sus puertas, si bien ha aconsejado “valentía para abrir o para seguir cerrado” en caso de cada circunstancia económica.