Una devoción que renace

La asociación cultural Virgen de las Vegas ha duplicado la cifra de socios. El próximo objetivo es restaurar el retablo de la ermita.

1

Padres, abuelos, nietos… vienen engrosando la lista de socios de la nueva Asociación Cultural Virgen de Las Vegas de Los Huertos, manteniendo, potenciando y recuperando el fervor y actividades en torno a la patrona. Una fiesta entrañable.

La asociación trabaja en estos momentos en completar los trámites burocráticos de su registro oficial en la Junta de Castilla y León, así como en la actualización del listado de socios, explica el presidente, Juan Álvarez. Todo ello a pesar de que se comenzó a formar la misma en el año 2009.

Haciendo un poquito de historia, las primeras intenciones del colectivo que impulsó su creación “eran las de crear una Cofradía, pero finalmente se desistió, al considerar más rápido y simple hacer la asociación”, precisa Álvarez. Todo ello, teniendo en cuenta, que la asociación tiene como objetivo “promover las actividades y tradiciones de las fiestas en torno a la Virgen, que se celebran en el mes de agosto y en octubre”, tomando el testigo de un grupo de personas mayores que durante un buen número de años ha estado rigiendo repetidamente la misma. Un objetivo que se está consiguiendo. Como prueba de ello, un dato: “De 52 socios que éramos el año pasado, hemos pasado actualmente a 112, pero yo confío en alcanzar los 150 asociados”, estima Álvarez, que se muestra gratamente satisfecho de la respuesta de la gente.

La asociación pretende dar un impulso a las celebraciones, e involucrar a toda la población, jóvenes y mayores. “Existen dos tipos de asociados, uno con opción a mayordomo y otro de no mayordomo, con una cuota de diez euros”, puntualiza. Las obligaciones de los mayordomos, son las de presidir la fiesta de turno, dos por cada año. Este año los nombramientos recaen en Marisa García y Charo Martín.

La actual junta directiva, presidida por Juan Álvarez, la completan Marcos Llorente, como secretario, y Andrés Monjas, como tesorero, cargos en los que se mezcla experiencia y juventud. El presidente, Juan Álvarez, es el más joven. “Yo no he conocido la fiesta con la Virgen antigua (que fue robada de su ermita en 1983), pero aquello debía tener un fervor enorme, quizá desde aquel trágico suceso haya decaído un poco, pero el espíritu sigue siendo el mismo”, dice. Y es que no habría un sueño y un resurgir más inmenso para los vecinos, que aquella Virgen del siglo XVI que fue profanada, volviera a aparecer.

El propio Álvarez, ha vuelto a interesarse en la Brigada de Patrimonio de la Guardía Civil en Madrid, sobre su paradero, una esperanza aun contenida en el sentimiento local cuya ilusión se mantiene y se espera ver cumplida. ¿Y cuál es el próximo objetivo del colectivo?. Álvarez, lo tiene claro: restaurar el retablo de la ermita con urgencia. Para ello, “queremos hacer una reunión con los socios para acometer los trabajos a ser posible antes de la próxima fiesta; ya tenemos a disposición una memoria de restauración dividida en tres fases y un presupuesto de la intervención”.

retablo Desde la asociación, se reconoce que la primera fase, “de un montante de 6.500 euros, puede ser asumida con los fondos propios, si bien para el resto de los trabajos, habrá que buscar financiación”. El presidente, Juan Álvarez, hace hincapié en la intervención: “si no aseguramos la estructura, el retablo puede perder la estabilidad”, a la vez que recuerda que “el robo forzado cometido en mayo de 1983, tuvo serias consecuencias para el mismo”, una pieza del siglo XII, de estilo churrigueresco, digna de admirar y recuperar.

La primera fase, se dedicaría “a intervenir en la estructura, la fijación del muro de detrás, de las piezas y la reintegración de las molduras”, según especifica la memoria. La segunda, sería una fase técnica “con la eliminación de la suciedad, sentado de policromías, tratamiento antixilófagos, reintegración cromática, barnizado y protección, y puertas del camerín”; la tercera y última actuación la comprende “el tratamiento de los altares, carpintería y eliminación de repintes”.

Medallones para los cofrades.- La asociación cultural ha encargado a una empresa la confección de medallones con la efigie de la Virgen destinados a los cofrades, con el objetivo de que estos puedan llevar a título personal, los mismos durante la celebración de las liturgias y procesiones. Con el objetivo de sacar fondos e involucrar a la población en la idiosincrasia de lo que representa la patrona, desde el colectivo se ha puesto a la venta una serie de detalles o souvenirs, en forma de llaveros, pulseras y misterios en los que aparece la imagen de la antigua Virgen, que se vienen a sumar a los pañuelos y banderines que se promovieron con anterioridad. “Me estoy viendo sorprendido de la buena aceptación que están teniendo los regalos, ha sido vendido prácticamente todo antes de la celebración de la fiesta”, destacaba emocionado el presidente.