Una accidentada corrida de toros para cerrar el ciclo

Sánchez Vara cortó tres orejas, un toro al corral de Ureña y bronca para Valverde.

9

La corrida de torosque cerraba feria, resultó accidentada con alternancias de muy diferente matiz. Hubo dos toros buenos aprovechados por el alcarreño Sánchez Vara, un toro devuelto al corral, una monumental bronca a un torero y un festejo que no pasará a la historia precisamente.

SANCHEZ VARA.- Tiene la virtud de emplear entusiasmo, valor y buena técnica al servicio de un toreo que acaso no posea unos conceptos muy clásicos, pero transmite al respetable por la entrega y fases más que aceptables. Escaso bagaje con el percal. Rehileteócon fortuna en tres buenos pares. Se dobló con buen criterio para pasar a torear con dos tandas que refrendó después al natural con buenos argumentos e incluso lucimiento. Bajó el nivel al irse desinflando el toro, dejando la cuestión en una faena de valor y entrega premiada con una oreja.

Estuvo muy firme, sereno y torero con el segundo de su lote al que saludó de hinojos con una larga cambiada y quite por tapatías. Tres excelentes pares de banderillas muy aclamados. Sentado en el estribo comeinza por alto para echar las rodillas en tierra y pasarse al burel muy cerca de la faja. A media altura aplica aceptables muletazos en redondo. Vibrante y con enorme valor dibuja unos naturales de bonita y elegante ejecución. Sigue variando de pitón hasta bajar el nivel al mismo tiempo que el toro. Faena de buenos conceptos bien construída y rematada con el premio de dos orejas.

JAVIER VALVERDE.- En su año de despedida del toreo dejó mal sabor de boca en La Granja en una corrida en la que estuvo bajo mínimos, desangelado y poco dispuesto. Simples capotazos, receloso intenta un toreo despegado con corta embestida del astado. Ligó una tanda de naturales de sencillo trazado con más voluntad que lucimiento. Por el pitón derecho no lograba cuajar tanda alguna y la cuestión quedó en significativo silencio.

Con el quinto toro de la tarde, llegó el escándalo. Una revolera y nada más con el capote. Observa la peligrosidad del burel que ciertamente era real, y opta por trastear por la cara dando un recital de inoperancia. Pinchazo y estocada y gran bronca.

PACO UREÑA.- Yo tenía buenas referencias de este torero murciano de Lorca, al que he visto muy desasistido de diveros fundamentales conceptos toreros. Tiene buen planta y modales correctos en cuanto a composición de la figura. Arrestos también, pero está poco toreado y eso se acusa en el ruedo ante toros con dificultades. Se hace aplaudir con el capote. Buenos muletazos con quietud y templanza. Otra buena serie escsamente fluida en temple y recorrido. Al natural sin insistir tras unos pases desvaídos. De pronto el toro se paró, dijo nones y la cuestión pasó a mayores cuando con espada y descabello dio un recital que la presidencia al mandarle los tres recados reglamentarios, obligó a enviar al toro al corral.

Y con el que cerraba plaza, a punto de repetir la negativa experiencia. Dos buenos lances y el torero que sale de najas ante la agresividad del astado. Peligro sordo y cautela como muestra. A la defensiva el diestro que parecía que tomaba un rumbo diferente al intentar torear con clase y estética. Fueron pases sueltos sin más. Luego sacó mejor concecuencia de una breve tanda que tuvo calidad torera. Valiente y dispuesto con algún que otro susto, fue dando rienda suelta a los despropósitos y no digamos con la espada. Dos avisos y silencio con algunos pitos.

Ficha.-

Toreros

Sánchez Vara, de gris y oro, estocada tendida (oreja) y estocada y descabello (dos orejas).

Javier Valverde, de corinto y oro, estocada al encuentro (silencio) y pinchazo y estocada (bronca).

Javier Valverde, de corinto y oro, estocada al encuentro (silencio) y pinchazo y estocada (bronca).

Paco Ureña, de rosa y oro, dos estocadas y descabello (tres avisos con silencio) y dos pinchazos, tres estocadas y dos descabellos (dos avisos con silencio).

Ganadería

De Valdellán, muy bien presentados con trapío y pitones y de juego desigual con tendencia a lo malo. Valió el lote de Sánchez Vara el segundo premiado con la vuelta al ruedo, distraído el segundo, noble y parco en la embestida el tercero, malo el quinto y regular el sexto

Incidencias

La plaza registró tres cuartos de aforo en tarde soleada y calurosa. Presidió con ajustado criterio José Luis Vázquez, alcalde del Real Sitio.