El Gobierno local recibió a los visitantes de Yuriria.
Publicidad

Cuéllar recibe muchas visitas cada fin de semana, pero algunas vienen de más lejos, incluso de Méjico. El alcalde de la localidad, Carlos Fraile, y algunos concejales del equipo de Gobierno, recibieron a una delegación de este país, concretamente de la ciudad de Yuriria, en el estado de Guanajato. Hasta Cuéllar llegaron su alcalde una concejala,la directora de Turismo y una delegada de la Unesco. Yuriria es una ciudad de 70.000 habitantes y significa “Lago de Sangre”, por un lago que ocupa lo que antiguamente fue un cráter.

Como comentó el alcalde de Cuéllar al dar detalles de la visita, se trata de una ciudad de Méjico con un importante patrimonio cultural y artístico. Fruto de esta visita en la que pudieron ver el Castillo de manera breve pero intensa, se está trabajando ya para establecer relaciones recíprocas que logren fomentar y fortalecer la cultura, el turismo y la economía.  Fraile reconoció el interés en este tipo de relaciones por las que se trabajará con ahínco.