David Martín, guiando el recorrido por Caballar. /E.A.
Publicidad

Tenada del Monte, empresa dedicada a realizar actividades en la naturaleza, reestrenó el pasado sábado su agenda de excursiones y visitas interpretativas siguiendo las normas que se han de cumplir tras el fin del estado de alarma. La localidad elegida fue Caballar.

A las nueve y media de la mañana se congregaron en la plaza del Nogal de Elías de dicho pueblo segoviano los veinte excursionistas que, dirigidos por el biólogo David Martín, pudieron comprobar y conocer la riqueza y biodiversidad botánica de esta villa debido a su red de caceras y sus fuentes manantiales.

Los asistentes pudieron conocer distintas plantas como la cola de caballo, la mosquera, los ‘pañales de la Virgen’ o lino blanco, la achicoria, el gordolobo… y sus propiedades o utilidades para la sociedad.

Martín, director de la actividad, hizo hincapié en la importancia de conservar este legado cultural debido a que puede ser de utilidad en un modelo de sociedad más sostenible medioambientalmente.

También mencionó que este tipo de actividades pueden generar actividad social y económica en el medio rural tan necesitado de estímulos para su supervivencia; así como la propuesta de siembra de plantas textiles o tintoras que pueden generar mayor valor añadido a las producciones de los agricultores como ya hacen en otros países europeos.

La visita concluyó con la visita a la iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora, uno de los ejemplos más representativos del románico segoviano.