zarzuela monte teatro performance jose miguel ullan 01
Un momento de la actividad en el interior de la Pinacoteca de Arte Contemporáneo de la localidad. /A.P.

La cultura sabe de mezclas. Y la actividad ‘Expoerimento’, organizada por el grupo de perfomances compuesto por: Sergio Artero, Nieves Correa, Abel Loureda, Emilia Conejo y Rainer Seiferth, fue una evidencia de que la pintura, la poesía y el pensamiento pueden ser un buen cóctel.

La Pinacoteca de Arte Contemporáneo acogió hace unos días un espectáculo y homenaje cultural centrado en la figura del pintor y poeta José Miguel Ullán (Villarino de los Aires, Salamanca, 1944–Madrid 2009), al que asistieron siguiendo las pautas sanitarias alrededor de cuarenta personas.

Bajo una luz tenue, en la actuación se fue creando una atmósfera de un embrujo misterioso en la que se mezclaba la voz de los artistas recitando versos, con las notas de una guitarra quebrada, y el haz fino de iluminación sobre los cuadros y formas abstractas de los cuadros de la pinacoteca seleccionados para el momento.

El silencio del público dominaba un momento tan especial, en torno a la praxis, poemas y el flash inevitable de varios artistas de la pintura vanguardista, que tanto identificaba a Ullán.Se cumplía el objetivo consiguiendo una combinación, de poesía, música y artes plásticas”, comentaba orgulloso, el pintor, Ángel Pérez Dimas, coordinador de la pinacoteca de Zarzuela.

El promotor del acto, Sergio Artero, no quiso dejar pasar el momento, y mostró su sensibilidad con la invitación y participación de los poetas locales, Enedina de la Puente y Mariano Herranz, quienes deleitaron al público, recitando una vez más los temas de su creación relacionados directamente con el pueblo y sus gentes.

Definía el articulista Juan Cruz a Ullán, como “un poeta radical, intransigente y disconforme”, y la profusión del programa, sin duda, se encargó de ensalzar su ingenio vanguardista.