Una imagen de la Subida de la Virgen hace diez años./G.H.
Publicidad

La localidad de Bernardos se prepara para su gran evento del decenio: La Subida 2020, una fiesta única en España que se celebra una vez cada diez años. El próximo 31 de mayo, la imagen de la Virgen del Castillo, patrona del pueblo, será llevada en procesión a su ermita, situada a tres kilómetros del pueblo.

Todo el pueblo se engalana con vistosos arcos elaborados con más de 100.000 flores y que, colocados en el recorrido de la procesión, marcan los lugares en los que los danzantes del Grupo de Paloteo de Bernardos ejecutan espectaculares bailes en honor a su patrona, para los que han estado ensayando los últimos diez años.

Durante tres días se le rendirá homenaje en una romería que se celebra desde 1806, en la que la tradición, la devoción, la diversión y la emoción de miles de personas se concentra en este cerro cargado de historia. Entre montes de encina y tierra de pizarra, la Virgen del Castillo será llevada de vuelta a la iglesia parroquial en una procesión nocturna que, en 2010, se prolongó durante 16 horas y 37 minutos exactamente y que es, con casi toda seguridad, la de mayor duración de España.

Bernardos, un pueblo de Segovia de apenas 500 habitantes, multiplica en esos días su población por ocho, con la vuelta a la villa de los cientos de hijos e hijas de la diáspora que, cada década, vuelven a sus raíces para rendir culto a su patrona.

Romería, verbenas, fervor religioso, diversión, actuaciones, exposiciones, todo está listo para la gran cita, largamente esperada durante el último decenio.

La Subida del año 2020 se celebrará, como es tradicional, el domingo de Pentecostés, el 31 de mayo, permaneciendo la Virgen en la ermita hasta la tarde del siguiente martes, día 2 de junio, cuando se iniciará una procesión al ritmo de la jota para acompañar a la patrona de la villa a su habitual morada, en la iglesia parroquial. Previsiblemente será una procesión larga, muy larga (hace diez años duró casi 20 horas), que acabará bien entrada la mañana del día 3.

Se trata de una fiesta que se prepara a conciencia durante varios años. Para la organización de la misma se creó la Asociación de la Subida, que engloba a todas las entidades representativas del pueblo: Ayuntamiento, asociaciones diversas, peñas, empresas, etc. Lo mejor de la fiesta es que todo el mundo se implica, porque la fiesta es de todos.