9 1 web
La exposición permanecerá abierta hasta el 25 de octubre./EL ADELANTADO

Con el nombre del palo alargado y escurridizo coronado por una rueda de carro al que se subían los síndicos más valientes durante los festejos taurinos, momento que fue inmortalizado por Daniel Zuloaga en sus cerámicas, se desarrolla esta exposición que hace un recorrido por la fiesta de los toros en la villa desde finales del siglo XIX.
En La Cucaña puede verse una muestra de la colección de carteles provenientes del archivo municipal, entre los que se encuentra el de la novillada que tuvo protagonistas al Fundi, el Bote y Joselito y que fue todo un acontecimiento, así como objetos de particulares como las esculturas taurinas de Ricardo Frías Alonos, los capotes de juguete de Julio Martín y el capote y el cuadro del cartel de 1994 del torero Julio Pedro Saavedra, año que toreó por primera vez en la plaza de toros de La Poza
Asimismo, hay otros elementos como una tralla de Curro Martín Román, una vaquilla de Francisco Alonso Merino, la garrota con la que Andrés Yuste ‘El Cojo’ hacía el paseíllo, la obra pictórica de Rafael de Miguel y algunos carteles de la Función y San Frutos de Manuel García González.
Además, podrá verse el poster de los toros de los encierros que se han desarrollado en la villa, organizados por la Comisión de San Frutos.