Una cadena humana denuncia la proximidad de una macrogranja al río Bercimuel

Vecinos de los pueblos de Alconadilla, Aldealengua, Ayllón, Cañicosa, Cascajares, Cerezo de Abajo, Condado de Castilnovo, Duruelo, Fresno de Cantespino, Maderuelo, Riaguas y Riaza formaron una cadena humana para protestar contra la nueva macrogranja que está a punto de abrir sus puertas en Alconada de Maderuelo, convocados por la plataforma ‘Stop macrogranjas’ y ‘Nordeste limpio’. Los vecinos denuncian la proximidad de la explotación ganadera al río Bercimuel y el riesgo medioambiental que conlleva.

Los miembros de esta plataforma están realizando análisis de aguas en diferentes puntos de la zona, para comprobar en qué situación está la calidad de las aguas y ver cómo evoluciona en los próximos años.

Por eso, aunque esta macrogranja cuente con todos los permisos en regla, la plataforma ‘Stop macrogranjas’ exige que se pongan todos los medios necesarios para que la normativa y las leyes al respecto se cumplan por parte de las administraciones involucradas en el proyecto, Ayuntamiento, Junta de Castilla y León y Confederación Hidrográfica del Duero. Y se hace una llamada a la población de la zona, ya sea residente o visitante, a que denuncie, ante el Seprona, cualquier tipo de irregularidad que detecte en el vertido de los purines.

Piden al Ayuntamiento de Alconada de Maderuelo que se tome este tema como máxima prioridad de cara a los próximos años y se cree una ordenanza de purines que limite el impacto medioambiental de la zona.