Un nombre en disputa

Aldealengua de Pedraza solicita cambiar el nombre del ‘puerto de Navafría’ argumentando que el paso se sitúa en su término municipal El Instituto Geográfico Nacional deberá decidir

16

En Aldealengua de Pedraza, si un despistado conductor detiene su vehículo para preguntar por donde se sube al puerto de Navafría, lo más probable es que quien le atienda tuerza el gesto. Mentar en Aldealengua de Pedraza el puerto de Navafría escuece. “Es algo que llevamos clavado desde siempre”, reconoce el alcalde de Aldealengua de Pedraza, Manuel Ballesteros. Hace ya unos cuantos años, harto de ver mapas donde aparecía la leyenda ‘puerto de Navafría’, él emprendió una lucha para cambiar ese nombre. Quería “hacer justicia”. Porque, como insiste una y otra vez “el que algunos denominan puerto de Navafría está en término municipal de Aldealengua de Pedraza”.

Inquieto como es él, Ballesteros removió Roma con Santiago. El Ayuntamiento presidido por él remitió un escrito a la Junta, quejándose de la situación. Al no obtener respuesta, se dirigió al Defensor del Pueblo, para informarle del asunto. Hasta que, recientemente, recibió una notificación de la Junta explicando que quien tiene competencias en un cambio de denominación de un topónimo que afecte a más de una comunidad autónoma es el Instituto Geográfico Nacional (IGN). En vista de lo cual, con celeridad, el Ayuntamiento de Aldealengua de Pedraza remitió a la Dirección General del IGN una solicitud de cambio de denominación del puerto de Navafría, para que pase a llamarse “Puerto de Aldealengua de Pedraza a Lozoya”.

Antes de resolver la solicitud, el IGN ha puesto en conocimiento de los ayuntamientos y comunidades autónomas afectadas el texto de la misma, con el fin de que efectúen en un plazo de quince días las alegaciones que estimen pertinentes.

Llegado dicho oficio al Ayuntamiento de Navafría, su alcaldesa, Carmen Lobo, ha decidido divulgarlo entre el vecindario. “Creo que es lo que debía hacer”, justifica. En este asunto, la regidora mide sus palabras, pues para ella resulta prioritario evitar polémicas con “un pueblo hermano” como Aldealengua de Pedraza. “No hay casa en Navafría que no tenga parientes en Aldealengua de Pedraza”, resume. “Mi madre —añade, a modo de ejemplo— nació allí, por lo que yo puedo decir que mis raíces son de Aldealengua de Pedraza”.

Dejando aparte esos vínculos sentimentales, Lobo dice tener claro cuál debe ser su proceder como alcaldesa. “Vamos a trabajar para que el puerto de Navafría se siga llamando así”. De hecho, el Ayuntamiento ya ha presentado al IGN sus alegaciones. Lobo dice esperar “que todo se resuelva de la mejor manera posible, sin crear conflictos”. No obstante, ella no puede por menos de calificar como “una pena” que el posible cambio de denominación del puerto vaya a ser debatido en instituciones nacionales. “¡Con la cantidad de cosas importantes que deberíamos hacer juntos estos pueblos no podemos estar perdiendo el tiempo con rivalidades!”, concluye Lobo.

Por su parte, Ballesteros sigue erre que erre. Ayer, en declaraciones a esta Redacción, reiteró que el llamado ‘puerto de Navafría’ se encuentra en término de Aldealengua de Pedraza. Reveló que, según documentos medievales, la denominación primigenia fue “puerto Zega”, agregando que en mapas de siglos posteriores figura el “camino de Aldealengua de Pedraza a Lozoya”. De acuerdo a su tesis, fue en el siglo XX, al construirse la carretera SG-612, cuando se empezó a popularizar el nombre ‘puerto de Navafría’. “No queremos que nos den nada, ¡pero tampoco que nos lo quiten!”, finiquitó Ballesteros, dispuesto a seguir peleando “hasta que nos den la razón”.

Ahora, la Comisión Especializada de Nombres Geográficos, órgano dependiente del Consejo Superior Geográfico, deberá redactar un informe. Y, después, la Dirección General del Instituto Geográfico Nacional dictará una resolución.