Un homenaje al hombre y a la naturaleza

El Espinar celebra este fin de semana la décimotercera edición de la Fiesta de los Gabarreros

2

El Espinar celebra este fin de semana la décimotercera edición de la Fiesta de los Gabarreros, un homenaje al hombre y a la naturaleza, tal y como la calificó el alcalde, David Rubio, en su presentación ayer en el Ayuntamiento. San Rafael, el sábado, y El Espinar, el domingo, serán escenario un año más, de la exhibición de los trabajos que los gabarreros realizaban en el pinar, con los desfiles de hacheros, bueyes, cortadores de troncos, y demás actividades por las calles, mostrando la historia de la localidad. En este sentido, el alcalde anunció que el municipio instalará en un mes una escultura homenaje al gabarrero, de acero, en la rotonda de la entrada principal a El Espinar.

Este año el pregonero será Bernardo Souviron, profesor, escritor, y artista vinculado desde hace unos años con El Espinar. Los gabarreros de honor serán tres personas que se han dedicado casi toda su vida al monte. Serán: Mauricio María, de La Estación; Claudio García, de San Rafael; y Basilio Ramos, de El Espinar.

El responsable del Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) de El Espinar, Juan Jesús María, explicó durante la presentación que el programa incluye algunas novedades, como el desarrollo mañana en el colegio Arcipreste de Hita de El Espinar del programa “Los gabarreros en el cole”, una inicativa que servirá para enseñar la historia del municipio y de sus oficios con el objetivo de arraigar la fiesta desde abajo. Habrá pequeñas exhibiciones de la fiesta, cantarán las coplas de ciego de otras ediciones, y los escolares que se queden en el comedor comerán el menú gabarrero.

También mañana, a las 20 horas, el centro cultural de El Espinar acogerá una proyección de cine-forum, con el documental “Los gabarreros en el cine”, sobre la madera y el monte en los años 50.

El sábado por la tarde está prevista la actuación de la banda de música de El Espinar, en la iglesia de San Eutropio a las 20,15 horas, y el domingo la fiesta contará con la presencia de la asociación de vehículos clásicos de Segovia, que se expondrán en la plaza de La Corredera.

Por otro lado, la Fiesta también incluye la celebración de las jornadas gastronómicas, en las que este año participarán ocho restaurantes. Se trata de recuperar la cocina tradicional del municipio, con una oferta variada y equilibrada en el precio, con productos de primera calidad. Destaca en esta edición la evolución de las recetas tradicionales adaptadas a los tiempos actuales. Debido al momento actual de crisis económica, los restaurantes han acordado que los menús no superarán los 29,50 euros de precio, según explicó uno de los restauradores, César Boal.

Para que los vecinos se sientan partícipes de la Fiesta, los cocineros prepararon ayer al término de la presentación unos pinchos de chorizo y butifarra a la parrilla, que fueron ofrecidos en la plaza a los vecinos. La degustación se volverá a repetir el día en que se inaugure la escultura homenaje a la figura del gabarrero.