Un giro a las clases de Plástica

Los alumnos de la asignatura del IES Marqués de Lozoya han realizado unos trabajos poco convencionales bajo las pautas de su profesora Yolanda Moreno, que se exponen en el centro.

15

Yolanda Moreno Torrado, profesora de Plástica del IES Marqués de Lozoya ha transformado sus clases en momentos de ocupación y reflexión para sus alumnos, lo que ha tenido como resultado unos espectaculares trabajos que están expuestos en el centro.

“Mi intención ha sido trabajar con conceptos, contar cosas con las imágenes, y sobre todo, que mis alumnos se dieran cuenta de que tienen una herramienta sobre los hombros que les sirve para pensar”, afirma la profesora. Desde tareas con la técnica o la posición, los alumnos de 1º y 3º de ESO han comprobado que la clase de Plástica no es solo una asignatura para colorear.

En la exposición llaman la atención todo tipo de objetos, entre los que se encuentran unas jaboneras; la propuesta fue representar dentro dos conceptos opuestos o complementarios, en un elemento de viaje como son estas jaboneras, apoyados por el uso simbólico de un color de la plastilina que recoge los objetos. Así, sorprenden las interpretaciones que muchos alumnos han realizado.

Otro de los trabajos no menos llamativo y bajo el lema “todos somos de color”, hizo que los alumnos, por parejas, se retrataran frente a frente y colorearan los espacios cerrados de un solo color. El mensaje de fondo es la reflexión, eliminar las barreras del racismo mostrando que todos somos iguales, ya que el resultado de cada pieza era muy similar.

A su lado se exponen otros retratos “pixelados” hechos a mano, en los que se ha jugado con el concepto de manufacturar algo que se hace digitalmente.

Una de las obras expuestas que más invita a la reflexión es la de los “cubos”: piezas de 15×15 que representan conceptos con su material, forma o figuras incluidas. Estos cubos exhiben una visión del mundo de jóvenes de 15 años bastante más madura de lo que pueda esperarse en un principio. En la mayoría de los casos, la situación actual de crisis política, social y de valores está presente a través de sutiles metáforas que también consiguen hacer reflexionar al espectador.

Retratos, señales de tráfico reinventadas, poesía visual, planos del centro con texturas, y asociaciones de imágenes, son algunas delas obras expuestas.

Su profesora afirma que, aparte de la originalidad, ha premiado “el no quedarse con la primera idea que se les ocurría, sino que le dieran una vuelta más, hacer una criba hasta llegar a la mejor”. Acostumbrados a realizar trabajos más o menos sencillos, Yolanda asegura que a los alumnos “les fastidia que les hagas pensar en una asignatura como esta”; a pesar de ello y tras el resultado final, tanto ella como los propios alumnos aseguran que están muy satisfechos de haber realizado tal esfuerzo.

Como obra de fin de curso, los alumnos se han puesto delante de la cámara sin pauta alguna; tan solo tenían que expresar lo que quisieran. En esta pieza audiovisual se han mostrado muchos sentimientos y se han expresado las emociones de un curso bastante duro para todos. Una vez más, su profesora les ha hecho recapacitar y ahondar en lo menos superficial, a lo que ellos han respondido con sentimientos y emociones desde su perspectiva.

En resumen, todo el personal del centro educativo ha manifestado su satisfacción al admirar cómo se han llenado de color los pasillos del instituto con el trabajo de los alumnos.