Un encierro limpio y sin incidencias en la carrera por las calles de Carbonero

Cuatro toros y tres cabestros recorrieron arriba y abajo la avenida Juan Carlos I

1

El primero de los encierros de las fiestas de Carbonero el Mayor se celebró ayer a las nueve de la mañana y no se produjo ningún incidente durante los más de treinta minutos que los toros y cabestros estuvieron recorriendo arriba y abajo la avenida Juan Carlos I. La primera actividad taurina de la semana grande de la localidad se desarrolló con carreras limpias y con una masiva afluencia de público y corredores.

El tiempo acompañó y se alcanzaron elevadas temperaturas durante todo el encierro en el que los cuatro toros y tres cabestros que participaron corrieron muy hermanados y unidos, permitiendo bonitas y limpias carreras de los corredores, cada año más numerosos. Tras el recorrido, y ya en la Plaza de Toros, se soltaron varias vaquillas.

Y es que ayer fue el día dedicado a los amantes de la tauromaquia, ya que, además de el primer encierro, por las calles del municipio, también tuvo lugar la corrida de toros con los matadores José Ignacio Uceda Leal y Matías Tejela. Por último, a las doce de la noche, se corrió el tradicional encierro nocturno, también por las calles centrales de Carbonero.

El alcalde del municipio, Tomás Galán, se mostró muy satisfecho y contento con el desarrollo del encierro. “Ha sido espectacular, no ha habido ninguna incidencia. Estoy muy satisfecho, eran toros hechos y han disfrutado todos los corredores. Además el pueblo estaba a reventar y ha hecho muy buen tiempo”, aunque matizó que “quizá ha hecho demasiado calor”.

Galán resaltó que este año “he visto el encierro como ningún otro (año), cada edición que pasa vienen más corredores”.