el espinar proteccion civil banco alimentos copia
Voluntarias de Protección Civil, encargadas de gestionar el Banco de Alimentos municipal. / EL ADELANTADO

La pandemia ha tocado de lleno a muchas familias de El Espinar que de la noche a la mañana se han quedado sin trabajo y han necesitado de mucha ayuda para salir adelante. Es ese sentido, el Ayuntamiento de la localidad puso en marcha, hace ya más de un año, un Banco de Alimentos municipal que en estos más de 12 meses ha dado de comer a más de 475 familias espinariegas.

Recogidos los datos a finales del mes de agosto, del núcleo de El Espinar se han ayudado a un total de 179 familias, de San Rafael a 205, de Los Ángeles a 83 y de La Estación a 8. En total han sido más de 18.000 kilos de alimentos repartidos por los voluntarios de Protección Civil, siempre bajo la supervisión de los Servicios Sociales de la Diputación que son quienes se encargan de valorar los expedientes de cada familia.

Los alimentos que se entregan dependen de las necesidades de cada familia (personas mayores, niños etc) siguiendo los criterios de la FEAD y las cantidades van acordes al numero de personas y a las existencias del propio Banco de Alimentos. Todos los productos han sido donados por vecinos de la localidad, por organizaciones locales o comprados con el dinero recaudad en actividades benéficas.

Alimentos frescos para completar las dietas

Uno de los problemas que se han detectado es la necesidad de incluir alimentos frescos entre los productos repartidos. Desde hace meses el Ayuntamiento trabaja en esta línea para buscar la mejor manera de llegar a esta necesidad tan básica. Una de las soluciones encontradas es la de habilitar una tarjeta monedero para las familias más necesitadas. Cruz Roja es la organización encargada de gestionar este servicio que servirá para adquirir alimentos frescos que competen una dieta rica y equilibrada.

Desde el equipo de Gobierno aseguran que esta va a ser la línea de trabajo y que no van a dejar a nadie sin un plato de comida, a la vez que agradecen la gran generosidad de todos lo vecinos.