Un mural como hermanamiento cultural entre Nava de la Asunción y la localidad italiana de San Prieto Valdastico

Román Linacero ante el mural realizado en Nava de la Asunción.
Román Linacero ante el mural realizado en Nava de la Asunción.

El pintor muralista Román Linacero ha sumado a la variedad de murales que ya conforman una guía por el pueblo de Nava de la Asunción, un nuevo mural con el que pretende aunar lazo de hermanamiento cultural y pictórico con la localidad italiana de San Pietro Valdastico.

Localidad entre las ciudades de Verona y Venecia, de la provincia de Vicenza y región de Véneto, donde fueron requeridas sus cualidades artísticas para realizar un mural representativo del lugar: “Es un bello pueblo y aproveche una pared de grandes dimensiones para pintar, que tenía un cable muy feo que aproveché como si atravesara el río de una de los paisajes que tienen por allí y coloque a dos muchachas jugueteando, dando cierta profundidad y sensación de riesgo, que por cierto las dos modelos elegidas, Laura y Carla, eran dos muchachas de Nava”, mantiene Linacero. Mural que fue financiado por un vecino y diversos colectivos de San Pietro, incluido el Ayuntamiento, según figura en la placa colocada y mediante la cual se cita la autoría de Román Linacero y se dice que es “una ventana que se abre para recordarnos las cosas más importantes de la vida: la infancia, la amistad, la aventura, el cielo, la tierra y el agua”.

Una obra de la que se hicieron eco los diferentes medios informativos destacando la magnitud creativa del artista expuesta en el mural.

De vuelta a España Linacero traía la idea de crear algo que sirviera de enlace entre Nava y San Pietro y de ahí surgió la obra hecha hoy que representa a dos personajes de San Pietro, “Maya, hija de unos amigos de allá y Gianni, que con más de noventa años siempre va con su Fiat conduciendo para arriba y para abajo” Ambos mantienen una mirada de cercanía con la curiosidad de darse a conocer a los vecinos naveros. Mural en Nava de la Asunción que desde los periódicos italianos de Vicenza han mostrado su interés por darle a conocer allí.

La obra de este pintor madrileño vinculado a Nava por su compañera Gloria Campillo, ha causado expectación en esta zona italiana de Vicenza y ha vuelto a ser reclamado para pintar otro mural en San Pietro y otro en Tonezza del Cimone, un pueblo cercano al primero, y en breve se trasladará hacia allí, “una vez que tengan las licencia correspondientes para realizar el mural cuya idea es recoger la imagen paisajista de este valle entre montañas que en su día estuvo dedicado a la explotación de la agricultura y ganadería y que tendrá como modelo un personaje navero dentro de la composición”.

Experiencia de convivencia que piensa pueda servir de hermanamiento cultural entre estos pueblos italianos y segoviano de hecho desde San Pietro se tiene el proyecto de promover una excursión para el mes de septiembre hacia Nava a fin de conocer tanto el mural como al pueblo y sus gentes. Igual idea ronda en las familias de Nava, cuyas muchachas posaron en el mural de allí, de trasladarse a esta bella zona de la región de Véneto con la misma finalidad. Un intercambio que resultaría interesante desde lo emocional y cultural y podría dar lugar a un hermanamiento institucional de estos pueblos.