codinse Jornada Intercultural Nordeste
La Plaza Mayor fue el escenario donde se realizaron las danzas típicas de cada país. /E.A.

Dice el dicho popular que compartir es vivir. Mostrar lo que uno tiene a los demás es una manera de expresarse y enriquecer a quienes están alrededor, tener la oportunidad de conocer otras culturas, sus costumbres y tradiciones.

Y eso es lo que sucedió en Ayllón el pasado fin de semana con la celebración de la I Jornada Intercultural del Nordeste de Segovia, en la que se dieron cita varias nacionalidades que habitan en la comarca, y donde valores como la tolerancia, el respeto y la convivencia dominaron en todo momento. También la curiosidad, pues fueron muchos los que hasta allí se acercaron para disfrutar de la gastronomía propia de los países presentes en los stands, además de distintas manifestaciones típicas de cada uno de ellos.

Cuba, Bulgaria, Marruecos, Perú, República Dominicana, Venezuela, Rumanía y Ecuador acudieron a esta jornada organizada por Codinse, y que ha gozado del beneplácito tanto de los participantes en la misma como de los vecinos de Ayllón y visitantes, que se mostraron sorprendidos por una iniciativa que calificaron de muy positiva y necesaria para afianzar una interculturalidad que fomente el entendimiento y la eliminación de juicios preconcebidos.

El interior de la iglesia de San Miguel se convirtió en un devenir de gente interesada por aprender y ver la muestra de artesanía y folclore de cada uno de los países presentes ese día, así como la Plaza Mayor de la villa, que hizo las veces de pista de baile de distintas danzas del mundo. El grupo de góspel africano Aba Tanno puso el broche de oro a una fiesta que espera volver a repetirse el año que viene.

La primera jornada intercultural del Nordeste, del proyecto Cultura de Colores, ha sido financiada por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León y ha contado con el apoyo de los ayuntamientos de Aldealengua de Santa María, Ayllón, Grajera, Boceguillas, Cedillo de la Torre y Sepúlveda.