Valdenavares web
Una de las visitas realizadas en Valdenavares. / KAMARERO

‘Por el ochavo de las Pedrizas y Valdenavares’ es un recorrido visual por la comarca, con imágenes a color del fotógrafo Enrique del Barrio, el cual ha sido también el editor, y textos breves escritos por Guillermo Herrero.

El territorio protagonista de este libro son aquellos en el norte de la histórica Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda donde se localiza el llamado ochavo de las Pedrizas y Valdenavares, integrado por doce localidades: Carrascal del Río (con su anejo Burgomillodo), Castrojimeno, Castroserracín, Ciruelos, Navalilla, Navares de Ayuso, Navares de Enmedio, Navares de las Cuevas, Urueñas y Valle de Tabladillo (al que está agregado Barrio de Arriba).

De todos los ochavos en que está dividida la tierra sepulvedana, el de Las Pedrizas y Valdenavares es, sin duda, el más heterogéneo, pues su espacio físico presenta un amplísimo abanico de paisajes. Entre el extremo este, donde se sitúa Ciruelos, al pie de la Serrezuela, y el límite oeste, en que se encuentra el pueblo Navalilla, perfectamente integrado en la Tierra de Pinares, el visitante puede disfrutar de panoramas muy desiguales, destacando el tramo final del parque natural de las Hoces del río Duratón, sin olvidar las campiñas al sur del ochavo.

Los ‘tesoros’ que esconde estos lugares son poco conocidos a día de hoy, con la excepción de la ermita de San Frutos y su entorno, sin embargo, reservan una fuerte importancia cultural en la provincia, como la colonia de buitres leonados, la mayor de toda España, el descubrimiento del conjunto arquitectónico de Valle de Tabladillo o la contemplación de los monumentos de Navares las Cuevas.

En las páginas se ha pretendido reflejar el caminar de las cuatro estaciones del año, para incitar a los lugareños a profundizar en el conocimiento de sus valores y a los forasteros a visitar esta parte de la tierra de Sepúlveda.