Un emotivo recital de homenaje en Nieva

La Rondalla de Fuentepelayo vuelve a actuar en público tras la suspensión de todas sus actividades desde el inicio de la pandemia, e incluyó un homenaje a la alcaldesa de Nieva, quien logró superar la enfermedad en los momentos más críticos

toda la iglesia
El lugar escogido para la actuación fue el atrio de la iglesia parroquial del municipio de Nieva.

Gracias a las gestiones llevadas a cabo por el Ayuntamiento de la localidad segoviana de Nieva y contando con las tareas de intendencia y logística de los miembros de la junta directiva de la asociación cultural ‘Pozovivo’ de la citada población ‘nevata’, la Rondalla de Pulso y Púa ‘Taller Cultural de Fuentepelayo’ actuó en la plaza del pueblo con un éxito notable.

El lugar elegido por los organizadores de este concierto no pudo ser más acertado. El escenario natural se colocó debajo del pórtico de la iglesia de San Esteban, un templo en el que se mezclan con inigualable belleza el románico y el mudéjar. El espacio reunía una espléndida sonoridad y ayudaba a crear un ambiente de familiaridad entre los músicos y los dos centenares de espectadores que acudieron a la cita.

El repertorio elegido para esta ocasión por el director artístico de la agrupación de plectro, José Ramón Bayón, combinaba a la perfección las destrezas musicales de los miembros de la rondalla con los gustos del respetable público.

El concierto se concibió desde su inicio como una ocasión pintiparada para que los espectadores se implicaran en el desarrollo del mismo cantando todas y cada una de las canciones ofrecidas por la rondalla.

Durante la duración del concierto se hizo un recorrido por distintos estilos musicales y por diferentes épocas. En una primera parte la rondalla interpretó temas conocidos de los años ochenta del pasado siglo. Así, Julio Iglesias (La vida sigue igual); Antonio Flores (No dudaría); Jeanette (Por qué te vas); Dúo Dinámico (Quisiera ser), …. En la segunda parte sonaron temas más actuales, entre los que destacaron los más afamados de Joaquín Sabina; y en la parte final, la rondalla se decantó por una selección de rancheras y baladas populares.

Especial mención para el momento en el que se interpretó el célebre ‘Resistiré’ como dedicatoria personal a la alcaldesa de la localidad, María Luisa Gorgojo, para festejar la superación del Covid-19 que esta dirigente municipal había padecido al comienzo de la pandemia.

La Rondalla de Fuentepelayo era la primera vez que actuaba en público desde el inicio de la pandemia, con lo cual, también era un hecho a celebrar ya que los conciertos son los que garantizan el futuro de este tipo de colectivos. La agrupación de Fuentepelayo ha pervivido gracias al patrocinio de la Fundación Caja Cega / Cajaviva y a las propias cuotas que aportan mensualmente los propios componentes de la rondalla.

Por su parte, los habitantes de Nieva disfrutaron del recital como en las grandes ocasiones.
Al terminar el concierto, y de modo sorpresivo, el público, puesto en pie, aclamaba a la Rondalla y al grito unísono y acompasado de: “Esto es Nieva, aquí se toca otra”, invitaron a los músicos a hacer varios bises que la rondalla aceptó hacer de forma muy gustosa, y con los que se puso el broche final a la jornada.