Representación de las 52 mujeres asesinadas en lo que va de año. / C.N.
Publicidad

Al igual que en todo el país, noviembre se está tiñendo de violeta para luchar contra la lacra social de la violencia de género, y Cuéllar se está sumando a ello. El Ayuntamiento ha querido mostrar su apoyo a través de la luz; un foco violeta ilumina la fachada del Consistorio en señal de lucha. Así fue como iluminó también la Plaza Mayor, lugar elegido para la actividad principal para el Día Internacional de la Violencia de Género.

Más de un centenar de personas se concentraron en la plaza central de la localidad con un objetivo: homenajear a las víctimas para mostrar su duelo, su lucha, y que no sean necesarios más “25N”. El Colectivo 8M Cuéllar, que se reúne de manera continúa, organizó una performance en la que se quiso simbolizar a cada una de las víctimas de este 2020. Las 52 mujeres registradas de manera oficial tuvieron nombre en Cuéllar, representadas en las vecinas que quisieron colaborar, ponerse una careta blanca y portar una flor violeta. Así, los nombres de todas ellas resonaron en voz de mujeres del colectivo, que tras el nombre de cada una, citaron su edad, dato que no pasó desapercibido. Desde los 17 a los 101 años, todas “asesinadas”, como relataron. Dejan 43 niños huérfanos, y se suman 5.000 menores en situación de vulnerabilidad, además de las 80.000 denuncias a nivel nacional.

Tras esta representación, se leyeron varios poemas y extractos de relatos que emocionaron a los presentes . Concluyó el acto la lectura de la concejal de Asuntos Sociales y miembro del colectivo, Montserrat Sanz, que aportó algunos datos nada desdeñables: desde 2003, cuando comenzó el recuento oficial de víctimas, han sido 1.029 las asesinadas, más de los muertos que provocó el terrorismo de ETA en cuatro décadas. Señaló el pasado mes de julio como uno de los peores de la década, con once víctimas “asesinadas por once hombres machistas”. Además, en la actualidad y según datos del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales e Igualdad de la Junta de Castilla y León,  en el primer semestre del año se han registrado 2.569 denuncias por violencia machista, más que el año anterior. Sanz recordó cómo la Fiscalía General del Estado, en su informe de 2018, considera “especialmente inquietante” el crecimiento de la violencia entre las personas jóvenes, y pone el foco en las violaciones en grupo.

Así, el acto de denuncia, que contó con un gran lazo violeta iluminado con velas ne el centro de la Plaza Mayor, concluyó con un minuto de silencio en memoria de estas mujeres, y al grito de “nos queremos vivas”.

LAS ALUMNAS Los centros escolares también se unen a esta lucha, como hizo el IES Marqués de Lozoya, que contó con un recreo poético dedicado a esta temática. Lorena Gozalo y Ana Iglesias, alumnas de Segundo de Bachillerato, alzaron la voz contra la violencia machista con la lectura de poemas de Elvira Sastre, Susana Thenon, Faabiana Picerda o Marwan, entre otros. Igualmente, los alumnos de Segundo de ESO interpretaron una canción en recuerdo de las víctimas junto a su profesora.