tienda campana cannabis

Los agentes de la Guardia Civil de Segovia desmantelaron una plantación de marihuana ‘outdoor’ en Carabias, a a pocos metros de la autovía A-1, e intervinieron 1.820 plantas de cannabis sativa listas para su recogida, con un peso total de 150 kilos. En la operación, quedaron detenidos un hombre y dueron investigados otros dos, todos ellos vecinos de Burgos, como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

La plantación contana con un sistema sofisticado de regadío, incluyendo riego por goteo a cada una de las plantas. En la zona incluso se localizó una tienda de campaña camuflada con ramajes y árboles, que servía presuntamente para albergar a las personas encargadas del cuidado de la plantación.

Fruto de las investigaciones y las labores de vigilancia, así como de las pesquisas y pruebas obtenidas, se pudo detener una persona e investigar a otras dos, todos hombres y residentes en la localidad de Aranda de Duero (Burgos), como presuntos autores de un delito contra la salud pública en su modalidad de cultivo o elaboración de drogas tóxicas.

También fueron aprehendidos un grupo electrógeno, una bomba de agua, numerosas herramientas y una cámara domo solar 4G con conexión a internet, que servía presuntamente a los autores para tener vigilada la zona de cultivo contra intrusiones externas, ya que incorporaba un micrófono con detector de voz, un sensor de movimiento y visión nocturna.

Las diligencias instruidas junto con las personas detenidas y los efectos intervenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Guardia e Instrucción de Sepúlveda.