participantes en la excursion1
Los viajeros, junto a una de las famosas pirámides egipcias. /L.M.

Un centenar de vecinos han tenido la oportunidad de conocer el Egipto clásico, de la mano de la parroquia de la Inmaculada Concepción de Cantimpalos. Comenzaron descubriendo la maravillosa ciudad de Luxor, la antigua Tebas, que fue capital del Imperio Medio y Nuevo. Conocieron la necrópolis, el valle de los Reyes, el templo de la reina-faraón Hatshepsut, dedicado a la mujer que más tiempo estuvo en el trono de las ‘Dos tierras’, y los colosos de Memnon, dos gigantescas estatuas que representan al faraón Amenhotep III.

También se visitó Esfu- Kom, templo dedicado al dios Horus en Edfu, el segundo más grande de Egipto después de Karnak y uno de los mejor conservados. Se continuó navegando hacia Kom Ombo, donde conocieron el templo dedicado a los dioses Sobek y Haroeris, dioses de la fertilidad, el primero, y el iniciador de la civilización egipcia, dios del cielo, de guerra y de la caza, el segundo.

Navegando se llegó hasta Aswan, con excursiones como la alta presa o el obelisco inacabado, paseo en fácula, típico barco del Nilo, para hacer la visita a Philae. Es un templo dedicado a la diosa Iris, rodeado de otros templos y del famoso Quiosco de Trajano, templo egipcio construido por el emperador romano. Al anochecer disfrutaron del maravilloso espectáculo de luz y sonido que ofrecen esta mágica isla.

Asimismo, en Abu Sisbel, hicieron un recorrido por los majestuosos templos de Ramsés II y su esposa Nefertiti, atravesando el desierto hasta ya llegar al lago Naser al sur de Egipto. Estos impresionantes templos, una de las construcciones más espectaculares del país, fueron excavados en la roca durante el reinado del faraón Ramsés II y dedicados a dicho faraón y a su esposa Nefertari para conmemorar su victoria en Kadesh y mostrar su poder a los nubios. También estuvieron en la conocida como explanada de las pirámides, la necrópolis de Guiza, la mayor del antiguo Egipto.

En el viaje no faltó un crucero por el río Nilo, así como un paseo por El Cairo, la bulliciosa capital egipcia.