Eusebio Fernández, Adrián Venegas y el mayoral de Cebada Gago salen en hombros de la plaza de toros de La Granja. / A.M.
Eusebio Fernández, Adrián Venegas y el mayoral de Cebada Gago salen en hombros de la plaza de toros de La Granja. / A.M.

Ganaderías de prestigio y oportunidad a los jóvenes. Ese es el binomio que la Asociación Taurina de La Granja de San Ildefonso ofrece al público. Una simbiosis que en su segunda edición parece consolidarse aún en tiempos en los que las complicaciones y dificultades son constantes. La apuesta por astados de reconocidas divisas es la garantía que sostiene un certamen que ya tiene seguidores a lo largo de la provincia y desde la Comunidad de Madrid. En esta ocasión, Cebada Gago. El envío de Medina Sidonia (Cádiz), variado, resultó extraordinario en su conjunto, con un cuarto novillo de vuelta al ruedo, y realzó la puesta en escena de la organización granjeña.

El juego de este encierro propició el triunfo del sepulvedano Eusebio Fernández y el rejoneador Adrián Venegas. Completó el cartel el toledano Daniel Pérez, que sustituyó a José Rojo, que paseó una oreja y, de haber andado con más tino con los aceros en el segundo, hubiera tenido mayor rédito. Disposición y entrega de los tres actuantes para descorchar el primer festejo de la Feria del Judión de Oro.

Inicio de faena de Eusebio Fernández. / A.M.
Inicio de faena de Eusebio Fernández a ‘Cantinero’. / A.M.

‘Cantinero’, de vuelta al ruedo

Alto, largo y con cuello fue el novillo que abrió la feria granjeña, al que Fernández recibió con templados lances de salida. Entró en dos ocasiones al caballo y quedó adolecido en el segundo puyazo. Desarrolló genio, con un punto de casta, saliendo con la cara alta, pero el de Sepúlveda, a base de poso y serenidad, limó las asperezas del animal y logró buenos muletazos. Notable faena de Fernández que terminó pinchando con los aceros.

El cuarto, de nombre ‘Cantinero’, fue pura clase. Metió la cara con calidad en los engaños de Fernández. Humilló de forma excepcional en una lidia en la que el segoviano pudo estar a gusto. Aún sin terminar de ligar, dejó pases de alta nota y cobró media estocada. Vuelta al ruedo al novillo y dos orejas para Fernández.

Pase de pecho de Daniel Pérez. / A.M
Pase de pecho de Daniel Pérez. / A.M

Entrega de Daniel Pérez

Llamó de atención el que salió en segundo lugar: un novillo ensabanado, de manos bajas y bien proporcionado, al que Pérez saludó con garbo capotero. El de Méntrida continuó con tres ajustados pares de banderillas, dos ellos ofreciendo al pecho al ejemplar de Cebada Gago. En el tercio de muleta el astado se mostró más agarrado al piso, pese al fondo que tenía, y al novillero le costó más ligar los pases. Sin embargo, la disposición con la que anduvo durante toda la lidia y un certero espadazo -aún que tardó en caer- tuvieron como resultado una oreja.

De nuevo, Pérez volvió a evidenciar sus ganas de ‘querer ser’ en este mundo tan complicado. Pese a su corto bagaje, estuvo entregado en las diferentes facetas de la lidia, muy en novillero. Enfrente tuvo a otro buen astado con movilidad y recorrido, con el que lo más destacado llegó al natural. Emborronó la actuación a espadas y dio una vuelta al ruedo.

Adrián Venegas, con un astado de Cebada Gago. / A.M.
Adrián Venegas, con un astado de Cebada Gago. / A.M.

Sorprende Adrián Venegas

Bajo, hondo y abierto de cuerna fue el ejemplar para rejones. Tuvo celo y recorrido, y resultó extraordinario en los caballos de un Venegas, que sorprendió en su presentación en Segovia. Colocó las banderillas con ortodoxia y se mostró muy valiente para cerrar la faena con un rejonazo en su sitio. Cortó dos merecidas orejas y el astado fue aplaudido en el arrastre. La próxima cita del joven extremeño en la provincia, en la feria de Cuéllar. 

Ficha

Plaza de toros de La Granja de San Ildefonso (Segovia). Primera de la Feria del Judión de Oro. Más de tres cuartos de entrada. Novillos de Cebada Gago, bien presentados y de extraordinario juego en su conjunto. Destacaron el tercero -para rejones- y el cuarto, de nombre ‘Cantinero’, con calidad, de vuelta al ruedo.
Eusebio Fernández, silencio y dos orejas.
Daniel Pérez, que sustituía a José Rojo, oreja y vuelta al ruedo.
Y el rejoneador Adrián Venegas, dos orejas.

Orden de lidia de los novillos de Cebada Gago

  1. ‘Pergaño’, n 91, de abril del 2019; lidiado por Eusebio Fernández.
  2. ‘Filósofo’, n 66, de diciembre de 2018; lidiado por Daniel Pérez.
  3. ‘Juguete’, n 31, de diciembre de 2018; lidiado por Adrián Venegas.
  4. ‘Cantinero’, n 18, de octubre de 2018; lidiado por Eusebio Fernández: vuelta al ruedo.
  5. ‘Deportista’, n 9, febrero de 2019; lidiado por Daniel Pérez.

Galería