Una de las procesiones diurnas de una celebración de hace años, que protagonizan la Semana Santa. /A. PINELA
Publicidad

Las nuevas tecnologías y las redes sociales dan la oportunidad de participar a vecinos y devotos en torno a actividades de la Semana Santa en forma de vídeos, textos compartidos, o recordatorios como fotografías y vídeos de celebraciones anteriores, teniendo presente la situación excepcional de confinamiento en toda España.

El fuerte arraigo de los actos litúrgicos de la Semana Santa, ha quedado plasmado en un bonito audiovisual de un Viacrucis realizado a iniciativa del vecino E. Raúl Rincón, en el que han participado unas veinte personas con sus voces en las diferentes estaciones, cantos, rezos y el relato del coordinador del proyecto, para quien “ha sido todo un trabajo en equipo”.

El vídeo y reproducción tiene una duración de treinta minutos en el que vecinos, personas del coro parroquial y monjas de San José (Segovia), entre otros, van pasando secuencia a secuencia con sus lecturas.

El nacimiento del vídeo, “ha surgido para que la gente pueda rezar en casa estos días y recordar las estaciones cantadas del Viacrucis popular que siempre se canta cuando se sube a los pasos de la ermita del Humilladero a la iglesia de la Asunción el día de Jueves Santo”, explica E. Raúl Rincón, quien recuerda que teniendo en cuenta la actual situación que vivimos y que no podemos tener ninguna celebración estos días, el vídeo va dirigido a todos, a los que estamos en el pueblo y a los que no están”.

Paralelamente, la red social Facebook, a través el grupo ‘Yo, soy de Valseca’, recoge varias publicaciones y reseñas de amparo y protección por el momento qué vivimos, abocando en una de ellas a San Antonio de Padua, la patrona la Virgen de Nuestra Señora de la Asunción y San Roque. “Amigos y vecinos de Valseca. El coronavirus nos hace sabernos limitados e imperfectos y hasta en muchas ocasiones alejados de Dios y de los hermanos, al menos físicamente. Por eso os propongo orar con estas imágenes de nuestros santos a los que festejamos todos los años”, incluyendo un pequeño recordatorio de cada uno en la publicación, así como sus imágenes.

Entre las reseñas destacadas a la Semana Santa valsequeña, cuyos actos y veneración a lo largo de los siglos ha venido girando en torno a la Cofradía de las Cinco Llagas (1584), también entre los apuntes históricos de carácter virtual, el vecino E. Raúl Rincón, hacía mención al pasado Viernes de Dolor, en el que recuerda la celebración en la ermita del Humilladero de la misa como era costumbre, “nuestro recuerdo a todas esas mujeres de Valseca como eran Justa Cerezo, Flora de Andrés, Irene Sanz, Crescencia Casas, Agustina del Real, Emilia y algunas más que iban a diario por la mañana durante los cuarenta días de la Cuaresma a recitar y recorrer las catorce estaciones del Viacrucis”, explica. Un bonito Viacrucis que recorre las paredes del templo, que fue regalado por Esperanza Núñez, maestra de niñas de Valseca a comienzos del siglo pasado.