14 2 WEB
Algunas terapias mejoran la calidad de vida de personas con Parkinson. / E. A.

En muchos casos, la soledad se ha convertido en una pandemia silenciosa, un daño colateral del confinamiento impuesto por el Covid-19, así como la modificación de las rutinas diarias. En un intento de resolver esta situación, la Fundación ‘la Caixa’ ha creado una línea de ayudas con el objetivo de mejorar la atención y el acompañamiento de las personas dependientes, con discapacidad o enfermedad; así como impulsar la atención psicológica de las personas afectadas por Covid-19.

Ciertamente, Segovia ha sido uno de los territorios afortunados por de este propósito. En concreto, más de un centenar de personas se beneficiarán del proyecto propuesto por la Asociación Parkinson de Segovia, al que se ha asignado un importe de 23.780 euros. Ciertamente, es un ejemplo del total de las 216 iniciativas que la Fundación impulsará en todo el territorio nacional con un presupuesto de 4,5 millones de euros.

Así, el proyecto segoviano consiste en un abordaje multidisciplinar a partir de cinco terapias –fisioterapia, logopedia, musicoterapia, atención psicológica e hidroterapia– en las que podrán participar los segovianos afectados por esta enfermedad.

El proceso se inicia cuando la persona interesada contacta con la asociación a través de una evaluación previa realizada por los profesionales de las diversas áreas y, a continuación, se integra al enfermo en uno de los cinco grupos de trabajo, que están divididos en función de su nivel de afectación.

Mejorar la salud mental

En suma a esta iniciativa, desde el mes de junio se está llevando a cabo en toda la provincia el ‘Programa de atención y acompañamiento integral para personas con problemas de salud mental’ a cargo de la Asociación Amanecer Salud Mental – Segovia, en colaboración con CaixaBank y Fundación Caja Segovia. Precisamente, está dirigido a mejorar la autonomía, bienestar y calidad de vida de las personas afectadas por problemas psicológicos a partir de la figura de un asistente personal.

Este referente supone un apoyo indispensable emocionalmente y, a su vez, ejerce de motor tanto en actividades básicas e instrumentales del día a día como en la toma de decisiones en situaciones más sofisticadas.

De este modo, con estos planteamientos, se consigue dar respuesta a los ciudadanos más vulnerables a la reciente catástrofe del Covid-19.