Publicidad

ν ν ν La  sala cultural Alfonsa de la Torre dice adiós a una muestra muy representativa de su título,’Salud y género’, cedida por la ONGD Farmamundi. A su inauguración a mediados de mes asistieron los representantes del equipo de Gobierno, que pudieron contemplar las fotografías que la forman, llamativas y muy simbólicas de la situación que vive la mujer en la India y Colombia, “distintas realidades para un mismo derecho”.

Varios paneles dispuestos por el hall de la sala cultural muestran las fotografías de Elena del Estal y Anna Surinyach. Las de la primera artista quieren reflejar la cruda realidad sobre la compra de mujeres para el matrimonio, una discriminatoria tradición, profundamente arraigada en este país, y que trafica con mujeres y niñas. Esta práctica abarca la esclavitud laboral, doméstica y sexual, y este proyecto fotográfico que pasa sus últimas horas en Cuéllar quiere documentar lo que no está tipificado como delito por la simple y a la vez injustificada razón de que esta práctica “siempre ha existido”.

la exposición representa la falta de reconocimiento derechos para mujeres en distintas realidades

La colección de imágenes de Anna Surinyach viajan desde la zona del Pacífico colombiano, donde las mujeres ejercen la partería tradicional, una práctica de matrona que pasa de generación en generación. La falta de acceso a la salud y de atención humanizada en los hospitales hace que muchas de las mujeres colombianas acudan a las parteras en sus comunidades.  Esta sabiduría ha hecho que desde 2016, el Gobierno Colombiano otorgue a la partería tradicional el carácter de Patrimonio Cultural Inmaterial del país. Pero la realidad es que estas mujeres sufren la falta de recursos económicos, y que su trabajo no está ni reconocido ni pagado. El proyecto fotográfico ‘Manos de partera’ muestra a estas mujeres, líderes en sus comunidades de Colombia, ejercen una función social mucho más allá del parto.

La exposición ha recibido numerosas visitas, entre ellas las de los institutos locales, que han podido comprobar cuál es la realidad de las mujeres en ciertas zonas del mundo. La exposición puede visitarse hasta mañana 23 en horario de apertura de la sala cultural.