Tres hombres detenidos en Fresno de Cantespino por cultivo y tráfico de estupefacientes

La Guardia Civil ha requisado un total de 36,61 kilos de cogollos y 30,27 kilos de hojas de marihuana, así como fertilizante y material eléctrico

Un agente revisa la droga hallada en el domicilio
Un agente revisa la droga hallada en el domicilio/GUARDIA CIVIL DE SEGOVIA

La de Segovia ha detenido a tres hombres de entre 30 y 48 años de edad, residentes en Madrid, como presuntos autores de los delitos de cultivo de marihuana, tráfico de y defraudación de fluido eléctrico entre otros, en la Comarca de Villa y Tierra de Fresno de Cantespino
La investigación comenzó el pasado mes de enero, cuando los agentes fueron informados de la presencia de un posible enganche ilegal de luz a un poste de la vía pública.
Tras comprobar que efectivamente, los hechos eran ciertos, se dieron cuenta además de que la parcela donde se dirigía el cableado ilegal desprendía un fuerte olor a marihuana. Tras diferentes indagaciones, las fuerzas de seguridad tuvieron conocimiento de que la vivienda se encontraba arrendada y que los documentos de identidad que se habían utilizado para realizar el contrato estaban modificados. Tras investigarlo y a través de informaciones recabadas durante los servicios de , la Guardia Civil llegó a la verdadera identidad de los tres inquilinos, tras lo cual la autoridad judicial permitió la entrada de las fuerzas de seguridad al domicilio sospechoso y el registro del mismo.
Se descubrió entonces que la vivienda había sido convertida en un sofisticado invernadero para el cultivo en interior de marihuana. Además, en la zona del salón los agentes descubrieron un rudimentario sistema de vigilancia que servía para dar seguridad a la instalación.
En la intervención fueron requisados diferentes elementos y sustancias para el cultivo de las plantas, como una cuba de riego con bomba, más de una decena de garrafas de fertilizante, 398 macetas con tallos en diferentes etapas de crecimiento, 39 lámparas, 41 transformadores eléctricos, seis extractores, filtros de aire y otros elementos, así como un total de 36,61 kilos de cogollos de marihuana y otros 30,27 kilos de hojas de la misma planta. En conjunto, más de sesenta kilos de droga.
Por todo esto, la Guardia Civil procedió a la investigación de los tres detenidos,según su grado de participación, como presuntos autores de un delito contra la salud pública en la modalidad de cultivo y tráfico de drogas, tres delitos de falsedad documental, dos delitos de usurpación de estado civil, un delito de daños y un delito de defraudación de fluido eléctrico y análogos.
Los detenidos fueron puestos a disposición judicial, tras lo cual uno de ellos ha ingresado en prisión.