La subdelegada de Gobierno, con el alcalde y varios concejales, en el Ayuntamiento./E.A.
Publicidad

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha acometido actuaciones de mejora de seguridad vial en la carretera N-110, en el tramo de Segovia con el límite de la provincia de Soria, durante el cuarto trimestre del año pasado, que supusieron una inversión de 150.000 euros.

La subdelegada del Gobierno en Segovia, Lirio Martín, visitó ayer, acompañada del alcalde de Torrecaballeros, Rubén García de Andrés, y concejales, la actuación realizada en la travesía del municipio, en la que se han instalado señales con luces led cerca de los pasos de peatones para mejorar la visibilidad. Además, se ha colocado iluminación específica sobre estos pasos de peatones, una actuación que también se ha acometido en las travesías de Arcones y Casla.

Asimismo, en las travesías de Torrecaballeros y Arcones, se renovó la señalización luminosa del radar para informar a los conductores de la velocidad a la que circulan en ese momento.

En las intersecciones tipo ‘glorieta partida’ de Riaza (kilómetro 118,500) y Prádena (147) se sustituyó la señalización por otra inteligente, que detecta vehículos para advertir al conductor de que extreme la precaución y evitar posibles colisiones.

Por último, en el tramo de carretera N-110 comprendido entre los kilómetros 120 al 125, en el término municipal de Riaza, con un trazado sinuoso y pendientes, se ejecutó un retexturizado de la capa de rodadura, con lo que se mejoró la superficie y se logró una mayor adherencia del neumático al pavimento, lo que redunda en una mayor seguridad vial para los usuarios.

Por otro lado, la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, realizó una visita institucional a Torrecaballeros, donde se reunió con su alcalde, Rubén García de Andrés, y el resto de la corporación. Entre los temas que se trataron, se encuentran la situación de las obras de desdoblamiento de la SG-20, el segundo Dividendo Digital y la telefonía.

Sobre la SG-20, la subdelegada insistió en que, tras desbloquear hace unos meses los problemas que las obras estaban sufriendo con el vertedero de Roduelos, la intervención se está desarrollando con normalidad y dentro de los plazos previstos.

En cuanto al segundo Dividendo Digital, del pasado 11 de febrero, el alcalde aseguró que no se han observado problemas en el municipio.

Sí existen algunos inconvenientes con la telefonía móvil en parte de este municipio. La subdelegada recordó la posibilidad de que el Ayuntamiento presente una queja por averías masivas en un registro administrativo, dirigida a la Jefatura Provincial de Inspección de Telecomunicaciones.