Calle Botiller de Cuéllar
Calle Botiller de Cuéllar. / J. GONZÁLEZ

La Concejalía de Tráfico del Ayuntamiento de Cuéllar anunciaba esta semana que, tras recibir y estudiar las sugerencias de algunos usuarios habituales de las vías del norte de la localidad, y después de la observación diaria del tráfico que por ellas discurre, se ha llegado a varias conclusiones por parte del edil, Tomás Marcos. Una de ellas es que, en muchas ocasiones, los vehículos aparcan a ambos lados de las calles de la zona dificultando la circulación en ambos sentidos.

Por otro lado, la entrada y salida por esas calles en su intersección con la calle Perú y la calle Guatemala carece de una visibilidad adecuada para el tránsito de vehículos y peatones. Asimismo, algunas calles tienen las aceras muy estrechas y los peatones deben caminar por la calzada.

Por todo ello, la Concejalía de Tráfico y la Policía Local, pretendiendo aumentar la seguridad de los vehículos y peatones que transitan a diario por ellas, ha establecido que a partir del lunes 23 de mayo de 2022 el sentido de circulación de las calles citadas anteriormente sea único. Después de analizar las distintas posibilidades, la determinación del sentido de circulación en cada calle viene definida fundamentalmente por la entrada desde la rotonda de la carretera de Bahabón a la calle Argentina, por la mayor visibilidad en la salida de esas vías y para no dejar cortada la calle Ecuador.

Además, para facilitar el tránsito de vehículos, se establecen nuevas normas de aparcamiento en dos calles donde se instalará la correspondiente señalización vertical. La calle Perú, que solamente tendrá sentido único desde su intersección con calle Botiller y hasta su salida a la calle Puerto Rico, siendo este el sentido de la circulación, y donde se prohíbe aparcar, en este tramo, en la acera de los números impares.

Por otro lado, en la calle El Espadañal, se establece un aparcamiento alterno por meses de manera que solamente se podrá aparcar en uno de los lados en función de que el mes del año sea número impar (enero, marzo) o par (febrero, abril). “Somos conscientes de que los cambios a veces son difíciles de asimilar en los primeros momentos, pero estamos convencidos de que son mejoras necesarias para garantizar mayor seguridad vial en esa zona que cuentan con la aprobación de todos los grupos municipales, según se expuso en la última comisión informativa”, explica el edil de Tráfico. 

Como ha reiterado Tomás Marcos, todas las modificaciones vendrán acompañadas de la correspondiente señalización vertical que se instalará estos días en las calles citadas sobre las que se vana  producir los cambios.