Fachada del Ayuntamiento de Torrecaballeros. /E.A.
Publicidad

El Ayuntamiento de Torrecaballeros aplicará una rebaja de hasta un 50 por ciento en la tasa de basura a las industrias y comercios de la localidad, como medida de apoyo a estas empresas que han registrado cuantiosas pérdidas económicas durante la crisis sanitaria del coronavirus. El pleno municipal celebrado esta semana ha aprobado por unanimidad la propuesta del equipo de Gobierno socialista de reducir determinadas tasas en apoyo a su industria.

El alcalde de Torrecaballeros, Rubén García, explica que “la crisis actual obligó durante meses al cierre de establecimientos de comercio minorista, hoteles y alojamientos rurales, restaurantes y bares, locales de ocio, etc., en una situación inédita que ha generado cuantiosas pérdidas a los negocios afectados y, por tanto, a la economía de nuestro municipio”. Por todo ello, se ha acordado establecer una modificación de la tasa de basura aplicable a estos sectores para el año 2021, como medida fiscal de apoyo a la empresa, y ante la imposibilidad legal de efectuarla para este año 2020, según señala el alcalde.

Por otro lado, el pleno también consensuó instar a la Junta a financiar totalmente a los ayuntamientos los gastos que le ocasione a las arcas municipales la limpieza, desinfección y actuaciones de adecuación de los colegios, que han de llevarse a cabo según lo establecido por la propia Junta. “Los ayuntamientos ya soportamos todos los años los costes del mantenimiento, luz, calefacción y limpieza de los colegios, que en el caso de Torrecaballeros supone en torno a 62.000 euros anuales”, recuerda el alcalde. “Ahora, con las nuevas medidas necesarias ante la pandemia, la Junta ha exigido en sus protocolos llevar a cabo más labores de limpieza y desinfección, cuyo coste también tenemos que asumir los ayuntamientos, pero entendemos que la Junta ha de asumir sus competencias en materia educativa y no volver a dejar solos a los municipios”. Por ello, el Ayuntamiento de Torrecaballeros reclama a la Junta que incremente el presupuesto de Educación de los ejercicios 2020 y 2021, permitiendo el desarrollo de este curso escolar con plenas garantías. En ese incremento, Rubén García subraya que “deben incluirse íntegramente todos los fondos que, para tal fin, Castilla y León ha recibido del Gobierno de España, concretamente 84 millones de euros, así como los fondos autonómicos adicionales que sean necesarios”.

También demanda realizar inmediatamente todas las contrataciones de profesorado que fuesen necesarias y garantizar que las bajas de profesorado en cualquier centro sostenido con fondos públicos, tanto de Educación Infantil como de Primaria serán cubiertas en un tiempo máximo de dos días lectivos; así como a establecer ratios inferiores a 10 estudiantes en las aulas de los centros a los que asistan alumnos con adaptación curricular y patologías graves de base y a reducir esas ratios en los centros de Educación Especial.