Todos de excursión con los ‘festivalitos’

La asociación de padres organiza con éxito un festival solidario para evitar que algún escolar se quede sin actividades por problemas económicos familiares.

7

Los vecinos del municipio de Palazuelos de Eresma se han volcado con sus aportaciones y asistencia en el Festival solidario organizado por la Asociación de Padres y Madres de Alumnos La Atalaya.

La iniciativa persigue crear comunidad, dar fuerza al grupo, mostrar el potencial que la asociación tiene como agente activo en el municipio y encauzar una respuesta solidaria con quienes tiene mayores dificultades. En concreto la recaudación obtenida a través de las actividades que ayer se desarrollaron en las instalaciones del Colegio La Atalaya irá destinada a cubrir las aportaciones de los escolares cuyas familias sufren dificultades económicas que impedirían la participación de los niños en salidas y viajes culturales, así como en talleres y otras propuestas lúdicas. “No queremos que ningún niños se quede excluido o vea limitada su participación en la vida del centro porque sus padres no puedan pagar, por ejemplo una cuota para una excursión” señaló ayer Marisa Gálvez Yubero, presidenta del Ampa Atalaya. En todo caso Marisa Gálvez explicó que la asociación decidirá en una próxima reunión el destino concreto del dinero recogido, ya que la respuesta recibida superó las mejores expectativas y no se descarta que parte de la recaudación se destine también a cubrir carencias de material escolar.

El instrumento que ha posibilitado esta ayuda han sido los “festivalitos”, moneda ficticia —con valores equivalentes a los 0,5 y 2 euros —que ayer se movía con una gran rapidez por el mercado del trueque instalado en el colegio para que los visitantes bien pudieran hacerse con libros, juegos, muñecos, mochilas, piezas de bisutería, bolsos, distintas manualidades o alimentos. Los objetos, alimentos y bebidas disponibles para los visitantes han sido cedidos de forma anónima por profesores, padres, alumnos, vecinos, comerciantes y hosteleros del municipio.

Los visitantes también participaron en talleres de maquillaje de fantasía, de tatuajes de henna, de trenzado y de dibujo. Los pequeños fueron los que reinaron en estos espacios mientras los adultos ocupaban una terraza donde degustaron distintos platos salados y dulces. Hubo también la posibilidad de participar en sorteos de regalos aportados por la Diputación, como un lote de la marca Alimentos de Segovia.

El festival solidario, además del mercado del trueque, ofreció actividades deportivas, juegos para niños y sesión de cuentacuentos, entre otras propuestas.

La presidenta del Ampa se mostró muy satisfecha del resultado de esta iniciativa que espera sirva para activar la asociación de padres y aumentar su implicación en la vida del municipio.

Fiesta y trueque

El Festival solidario unió un mercado de trueque, talleres de actividades y espacios para el encuentro de los vecinos. Las imágenes muestran el despacho de repostería, la terraza donde se degustaron alimentos y bebidas y parte del equipo de organizadores y voluntarios.