Residente, con uno de los perros que participan en la intervención. / E. A.

La Residencia de Mayores ‘La Alameda' de Nava de la Asunción, centro dependiente de la Diputación de Segovia, ha incorporado a sus actividades la intervención asistida con animales. Desde el mes de febrero, 56 de la residencia participan en un taller con sesiones de terapia emocional con la presencia de animales en intervenciones de grupo. El objetivo es obtener beneficios terapéuticos a nivel emocional y social, adaptando la intervención a las necesidades de la persona con el fin de contribuir a su bienestar.

La técnico en IAA, Marta Sanz Gómez y la psicóloga del equipo técnico del centro Mónica López Bernal son las encargadas de llevar a cabo esta terapia que se basa en la relación humano-animal y se utiliza como un método complementario o alternativo a otras terapias convencionales en función de la situación personal de cada paciente.

Los animales se utilizan durante las sesiones de tratamiento y los beneficios pueden ser físicos pero sobre todo mentales, emocionales y sociales.

Así, en poco más de un mes desde su implantación en el centro, los resultados están siendo evidentes, demostrando su contribución en la mejora de la calidad de vida, lo que se ve reforzado si se combina con otras terapias como la de orientación a la realidad para mejorarla tanto en el terreno temporal como espacial en la persona, a la vez que se refuerza la propia identidad.

Estas terapias se utilizan como apoyo a otras farmacológicas para tratar síntomas conductuales y psiquiátricos, fomentando la presencia de emociones positivas y abordando la agresividad, irritabilidad, ansiedad o la tristeza.