Vecinos y representantes disfrutaron del Mercado de la Miel. / El Adelantado
Publicidad

Tejares de Fuentidueña ha celebrado este pasado sábado la décima edición de su Mercado de la Miel con un programa de actividades para todos los públicos y edades. Alrededor de una treintena de puestos han tomado parte para acercar y dar a conocer una variada selección de productos relacionados con la miel.

Una década después de que la iniciativa cogiese forma, el Mercado de la Miel, a cuya inauguración acudió el vicepresidente de la Diputación, José María Bravo, ha presumido de positivismo y ofrecido a sus visitantes la posibilidad de acercarse a un modo de vida rural algo menos conocido que el de otros productores de la provincia. Para ello, además, el Mercado se ha apoyado en la participación del Museo de Apicultura Itinerante, que una edición más ha mostrado a los asistentes cómo es el mundo de las abejas, qué tipos de mieles fabrican estas o qué técnicas manejan los apicultores para trabajar en las colmenas.

Jaime Chico, nieto del fundador de Cárnicas Chico, fue el encargado de inaugurar la jornada, a cuyo acto asistieron varios alcaldes de la zona como el de Aldeasoña, Torrecilla del Pinar, Fuente el Olmo de Fuentidueña y el de la Villa de Funtidueña. Cárnicas Chico comenzó su andadura en Tejares y ahora es una de las empresas de porcino más grandes de la Comunidad, con sede en Aranda de Duero.

Con la celebración de actividades dirigidas a los más pequeños, como un concurso de espantapájaros o un taller de pinta caras y globoflexia, y después de todo el día saboreando las mieles del éxito de este Mercado en Tejares de Fuentidueña, el público que se dio cita en la localidad pudo despedirse hasta la undécima edición disfrutando de la actuación musical que el grupo Earnest ofreció para poner fin al evento.