talud-correos-cuellar
Talud de correos ubicado en la calle Nueva, donde hoy mismo se comienza a trabajar de nuevo. / C.N

El talud de la calle Nueva ubicado frente a Correos fue un proyecto inconcluso que ahora, gracias a una subvención de la Junta de Castilla y León, culminará con mejoras también en lo ya realizado. Así lo contaban los concejales de Personal y Medio Ambiente, que detallaban las características de esta ayuda que se enmarca en el programa JOVEL.

Hace dos años se realizó a través de un programa mixto de formación y ahora se llevarán a cabo las obras de adecuación a través de esta subvención por la que se conceden 50.000 euros en personal, es decir, una ayuda que solo sufraga los gastos de personal y no de material, que tendrán que ser aportados por el Ayuntamiento de Cuéllar. Estos cinco peones de servicios y el capataz -aportado también por el Consistorio-, cuentan son menores de 35 años y desde hoy comienzan un periodo de seis meses de trabajo a jornada completa. Ayer comenzaron ultimando detalles de cómo serán las labores a realizar y hoy mismo comienzan sus trabajos en este área verde.

Como explicó el concejal de Medio Ambiente, Tomás Marcos, se va a continuar en la línea de lo anterior ya construido. Las traviesas de madera ya se han adquirido, y reconocía el edil que han sido “un quebradero de cabeza” dada la fluctuación de precios y de materias primas en general. Se seguirá con el diseño marcado y se tratará de enmendar errores de la zona anterior a la conclusión de este nuevo tramo; se refiere con esto a algún problema puntual de riego, entre otros.

Es un trabajo arduo, muy manual dadas las condiciones del terreno”, explicaba el concejal, que concretaba que hay puntos en los que tocará ajustar el trabajo porque no sea como en la idea inicial: “hay zonas en las que piensas que puedes poner tres travesaños y solo podremos poner uno”, explicaba con detalle. La que afrontan estos seis meses es la parte más complicada del terreno por su orografía, por lo que se irán replanteando las cuestiones día a día.

Hoy comienza este segundo tramo y se espera llegar hasta la zona inicial de los cipreses, para dejar completado este trabajo en una vía tan transitada en la que cobra especial protagonismo el patrimonio histórico más valioso de Cuéllar.  En un plazo de seis meses, este espacio tan especial para la villa de Cuéllar podrá lucir como se buscaba desde hace tanto tiempo, en un enclave tan céntrico.