Grupos de toda la comunidad participan en esta muestra. /E.A.
Publicidad

La Asociación “Taller Cultural de Fuentepelayo” ha decidido tomar una decisión que, siendo esperada, no deja de producir un sentimiento de pesar. La difícil situación generada por la pandemia del “Covid 19” en todos los sectores de la sociedad, también está azotando de forma despiadada al mundo de la cultura, y más duramente aún cuando dicha cultura gira en torno al mundo de la discapacidad psíquica.

La tradicional muestra teatral especial de Fuentepelayo, concebida con carácter prioritario para personas con capacidades diferentes de todo el territorio nacional, es la referencia para los centros educativos, colegios de educación especial, residencias asistenciales y talleres ocupacionales en los que la práctica teatral es un contenido prioritario de sus programaciones, como medida terapéutica y como vehículo para el desarrollo de sus capacidades.

La Fundación Caja Cega como primera entidad patrocinadora de este evento, ya había mostrado previamente su inquebrantable y reiterado compromiso de seguir apostando por esta actividad, única en su género en España. De igual modo, la Diputación Provincial de Segovia, el Ayuntamiento de Fuentepelayo y Cajaviva habían asegurado su colaboración económica e institucional para garantizar la continuidad de la Muestra.

Como no podía ser de otro modo, todo se ha ido al garete. Una actividad de este tipo, en el que lo más destacado precisamente es la convivencia entre actores y actrices, la socialización de los participantes, y el cariño que ofrecen los espectadores a los verdaderos protagonistas de todas y cada una de las escenificaciones, no puede llevarse a cabo sin esas connotaciones, que son las que le dotan de una singularidad inigualable.

Los grupos teatrales que ya se habían inscrito, tanto los especiales de toda la geografía española, como los “normalizados” de nuestra provincia, ya intuían dicha medida de supresión. Incluso en la mayoría de los casos, los responsables artísticos de estos grupos habían manifestado al “Taller Cultural de Fuentepelayo” sus indicaciones en la misma dirección.

Por parte del Patronato de la Fundación Caja Cega, ya ha manifestado su decisión de seguir estando al lado de la decisión que tomen los organizadores en cualquier sentido, incluso si se decidiera por el aplazamiento hasta los últimos meses del año. Esta es una opción que se está barajando, pero que no se podrá decidir hasta que no se sepa la evolución de la pandemia.

Con la llegada del próximo curso, aún es pronto para saber cómo responderán los centros en estas materias grupales. El Teatro Especial también es uno de los grandes damnificados de esta inesperada situación sanitaria.