Imagen del Centro de Salud de El Espinar. / E.R

La primera semana después de concluir el estado de alarma no ha sido buena en la localidad de El Espinar. En los últimos siete días se han producido un total de 12 nuevos contagios por Covid-19. Esto provocó que la incidencia acumulada a 14 se disparara hasta los 132,07 casos en el día de ayer, según los datos que ofrece la Junta de Castilla y León. Un brote con tres casos positivos y 12 contactos en estudio declarado el pasado jueves en San Rafael ha hecho saltar todas las alarmas. Si la próxima semana la incidencia acumulada sobrepasara la tasa de 150 casos, la Junta obligaría a un nuevo cierre de la hostelería, con lo que esto supondría.

Un factor de riesgo añadido es la más que previsible llegada de residentes a sus segundas viviendas o de turistas este fin de semana. El fin del estado de alarma posibilita el movimiento entre comunidades, lo que podría suponer que El Espinar aumentase su población considerablemente. Desde el Consistorio espinariego han transmitido un mensaje de alerta y preocupación a todos los vecinos.

La llegada de visitantes en sí no nos preocupa porque el municipio está preparado para la afluencia de gente. Lo que sí que es verdad es que estamos muy nerviosos con la posibilidad de que vuelvan a cerrar a nuestros hosteleros. El problema que tenemos los pueblos, en comparación con las ciudades y capitales, es que en cuanto salen cinco o seis casos se nos dispara la incidencia. Esta es la idea que tenemos la mayoría de alcaldes. Se nos valora con el mismo rasero que a una ciudad grande”, explica el alcalde de la localidad, Javier Figueredo.

Actualmente la zona básica de salud de El Espinar tiene activos 138 casos por coronavirus. Para que esta cifra no aumente, el Ayuntamiento va a reforzar los turnos de policía local durante el fin de semana y ha lanzado una batería de recomendaciones para los vecinos: evitar las reuniones familiares y respetar el máximo permitido, evitar el contacto con diferentes grupos de personas, respetar las distancias y cuidado con las reuniones de niños y padres en los parques infantiles etc.

No hay que bajar la guardia. A poquito que suban los casos nos vamos a pasar de los 150, por lo que animo a todo el mundo a que siga manteniendo las medidas que tan buen resultado nos han dado. Hay que ser conscientes de donde estamos. Esto no se ha acabado y tenemos que esperar y animar a que todo el mundo se vacune, es la única solución para esto”, concluye el alcalde.