Solo nueve municipios de la provincia se encuentran en la actualidad en nivel de riesgo ‘muy alto’, una situación que se contrapone con el escenario que se daba hace dos meses, cuando buena parte del territorio se teñía del granate que manifiesta este rango de amenaza.

La situación es excepcionalmente buena en gran parte de la provincia, con una evolución positiva desde el inicio de mes que ha posibilitado que Segovia se encuentre con los mejores datos epidemiológicos de todo el año.

La parte oriental de la provincia se encuentra casi en su totalidad libre de Covid-19 (categoría ‘nueva normalidad’). En estos momentos, solo Boceguillas ha remitido casos en las dos últimas semanas (brote notificado el miércoles pasado), lo que ha provocado que en la actualidad se encuentre en nivel de riesgo ‘muy alto’.

Mayor presencia de Covid muestra la parte occidental de la provincia, concentrando a las otras ocho localidades en nivel de riesgo ‘muy alto’. Estas son: Zarzuela del Pinar, Escarabajosa de Cabezas, Hontanares de Eresma, Villacastín, Muñopedro, Aldeanueva del Codonal, Martín Muñoz de la Dehesa, Tolocirio y Montejo de Arévalo.

Tampoco se libran de casos Covid-19 las localidades más pobladas de esta parte occidental de la provincia, muchas de ellas en nivel de riesgo ‘alto’ o ´medio’.

De esta forma, entre los municipios de más de 1.000 habitantes que muestran cantidades altas de contagios se puede encontrar a Hontanares de Eresma (412 de incidencia acumulada a 14 días) y Villacastín (269) que se encuentran en riesgo ‘muy alto’; Navas de Oro (229) y Nava de la Asunción (182) con nivel ‘alto’; seguidas de El Espinar (99), Valverde del Majano (89), Segovia capital (78), Espirdo (72) y el Real Sitio de San Ildefonso (56) que cuentan con nivel de riesgo ‘medio’.

El resto de los municipios de la parte occidental de la provincia se encuentra en nivel ‘bajo’ o de ‘nueva normalidad’.