Parcela de acopio de restos vegetales en El Espinar. / E. A.

Los concejales del Ayuntamiento de El Espinar celebraron en el día de ayer la última sesión plenaria de 2022, la ordinaria correspondiente al mes de diciembre que se tenía que haber celebrado el pasado jueves pero que fue pospuesta. En un orden del día con menos asuntos de lo habitual, figuraba la “cesión de uso de terreno gratuito al Consorcio Provincial para la Gestión Medioambiental y Tratamiento de Sólidos en la Provincia de Segovia, para la construcción de una planta de precompostaje.

El concejal de Medioambiente, Jesús Gascón, fue el encargado de defender la propuesta en la que llevan trabajando más de un año y que consiste en la instalación de una planta de precompostaje, de uso exclusivo municipal, para adecuar el municipio a la normativa de residuos de 2023.

La parcela elegida es la conocida como ‘Cementerio de los burros' donde tradicionalmente se depositaban los residuos de la localidad.

“La planta se construiría con el máximo nivel de eficiencia, máximo nivel de respeto medioambiental y estaría perimetrada con elementos que eliminan el impacto visual. Además, no va a tener olores desagradables y estaría atendida por personal del Consorcio, suponiendo un ahorro de dinero y molestias a los vecinos”, explicó el concejal asegurando que se van a tratar todos los desechos susceptibles de ser compostados y que el presupuesto destinado al proyecto ronda el millón de euros.

Sin embargo, desde la oposición señalaron dudas en cuanto a la utilidad de la planta, la ubicación y los olores que pudiera generar.

En el turno de votación, el PSOE y la concejal no adscrita, Myriam del Pozo, votaron en contra de la cesión sumando seis votos negativos, frente a los seis votos del equipo de Gobierno.

El secretario infirmó de la necesidad de tener mayoría absoluta en dicho asunto y tras una segunda votación en la que el sentido del voto no cambió la cesión del terreno no fue aprobada y el equipo de gobierno deberá seguir trabajando en esta línea.