Momento de la firma del acta por la notaria de Cuéllar.

Ayer por la mañana se celebraba se resolvió la adjudicación de viviendas de Niñas Huérfanas dando continuidad a la sesión del 24 de octubre. En presencia del alcalde, concejal de Urbanismo y la notaria Blanca Bachiller, se tomo acta de la correlación de propietarios y pisos tras el acuerdo realizado entre estos durante estos días. El sorteo no ha sido necesario tras pactar entre los nuevos dueños qué vivienda se quedaba cada uno, y sin haber coincidencias entre los solicitantes y hogares solicitados. El pliego recogía que sucediendo esto, el sorteo se declinaba, y los propietarios ratificaron esto con una instancia para pasar a ser adjudicatarios. Así, el siguiente paso ahora es que el pleno de noviembre recoja con su aprobación este acuerdo, para después notificarlo a los dueños. Sin embargo, todavía quedan más pasos a dar, y es la Junta de Castilla y León quien tiene que corroborar las propiedades, por lo que los propietarios no serán dueños definitivos hasta concluido el año, según las previsiones del Ayuntamiento, aunque no hay fechas fijas. No obstante, el concejal de Urbanismo aseguró que no se va a poner ningún impedimento a los dueños que puedan tomar medidas, hacer traslado de enseres o lo que necesiten para adelantar antes de instalarse definitivamente.

Los propietarios son prácticamente en su mayoría jóvenes cuellaranos que han adquirido viviendas de dos habitaciones, excepto uno, de una habitación, ubicadas en cada uno de los portales; hay un portal con tres viviendas adquiridas, otro con dos y otro con una. Los propietarios no se subrogan a la hipoteca del Ayuntamiento porque la entidad no cuenta con esa política: contratarán una hipoteca en la entidad que les interese.

NUEVA LICITACIÓN

El alcalde explica que la idea es sacar una nueva licitación en abril a fin de que se aporte la renta de 2022, ya que este hecho ha sido el impedimento para varios solicitantes en la licitación pasada. Se espera así poder ir completando la asignación de viviendas y, poco a poco, lograr que esta parte del centro histórico quede habitada.