Segovia frena la caída de autónomos desde 2017

Los afiliados al RETA en el segundo semestre de 2020 y el primero de 2021 aumentan en 131 personas en la provincia, con un incremento que se produce en la construcción y el sector servicios

CCOO RP Trabajo Autonomo KAM4660
CCOO de Segovia presenta el informe elaborado por Tradecyl sobre la situación de los autónomos. / KAMARERO

La provincia de Segovia deja atrás la pérdida de autónomos que se mantenía desde 2017, tras registrar un incremento de 131 personas afiliadas al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social (RETA) en el segundo semestre de 2020 y el primero de 2021, de acuerdo con el informe que CCOO de Segovia presentó este martes, 14 de diciembre, de la mano de la delegada de la Asociación de Trabajadores Autónomos y Dependientes de la Comunidad (Tradecyl), Rosa Eva Martínez, y la técnica Sara González.

El estudio sobre la situación de los autónomos en Castilla y León para comprobar el impacto de la pandemia refleja que, en la actualidad, hay 14.319 afiliados al RETA en Segovia, de los cuales 9.138 son personas físicas, mientras que el resto están integradas en sociedades mercantiles y cooperativas.

Con el incremento del número de autónomos, Segovia pone fin a cuatro años de pérdidas; en 2017 había 14.835 afiliados al RETA, en 2018 eran 14.692, el año siguiente hubo una disminución mayor, debido a la crisis sanitaria, y se pasó a 14.481, y en 2020 bajó hasta los 14.188. El colectivo parece estar recuperándose del ‘efecto pandemia’, con un incremento que se produce en el sector servicios y el de la construcción, mientras que el agrario y la industria experimentan una caída, aunque reducida (de tan solo una décima).

De las 131 nuevas altas en el RETA, la mayoría (107) son mujeres, lo que representa el 81´7% del total. Pese a ello, Tradecyl observa que, cada año, las mujeres siguen estando infrarrepresentadas en el colectivo, en el que solo suponen un 28,4%. En la provincia de Segovia están por debajo de la media de Castilla y León, situada en el 31,1%.
Además, por rango de edad, se observa que el colectivo va envejeciendo: el 80,8% tiene más de 40 años.

“El crecimiento que ha habido se relaciona con el aumento de la afiliación extranjera”, aseguró Martínez. Junto con Burgos, Segovia es la provincia con mayor porcentaje, puesto que la cifra ha ido creciendo: en 2017 suponía el 4,8%, en 2018 el 5,1%, en 2019 el 5,6%, en 2020 el 6,4% y en 2021 el 7,1%.

De igual forma, también ha aumentado la pluriactividad, es decir, quienes están afiliados simultáneamente al RETA y al Régimen General, que ha pasado a ser del 8,6%.

Cotizaciones equiparadas

A diferencia de los trabajadores del Régimen General, cuya nómina se adapta al convenio de su sector, los autónomos tienen la posibilidad de “decidir” su cotización. Es por ello por lo que Tradecyl reclama que esta se equipare con los ingresos reales, lo que les va a “favorecer”, dado que su pensión y prestaciones serán mayores. Además, de esta manera, “cumplirían con su corresponsabilidad fiscal”, añadió la delegada.

Por su parte, González insistió en que el porcentaje mayoritario de los autónomos (el 85,2%) cotizan por la base mínima, lo que se traduce en unas pensiones bajas: la media es de 827,91 euros en el caso de los hombres y de 653,61 euros en el de las mujeres.

Propuestas de Tradecyl

Con el objetivo de que la tendencia ascendente de autónomos no se frene, Tradecyl anunció su programa de medidas, entre las que destaca su petición de que se mantenga la prestación por cese de actividad mientras dure la pandemia, que por el momento estará vigente hasta 2022. Esta herramienta se extiende a aquellos que han tenido que cerrar su negocio y a quienes han declarado que sus ingresos están por debajo de los que tuvieron en 2019.

A lo largo de la crisis sanitaria, son muchos los que se han visto en la obligación de invertir sus ahorros en la supervivencia de los negocios. Tras la modificación del decreto, la ayuda económica aprobada por el Gobierno de España para los autónomos incluye a los que tenían deudas y, además, a quienes utilizaron sus ahorros y, con ello, evitaron generarlas. Tradecyl pide a la Junta de Castilla y León, encargada de gestionar estos fondos derivados del Estado que “entren todos los que se quedaron fuera” en el periodo anterior. “Esta Comunidad es una de las que menos ha repartido dinero al colectivo”, sostiene Martínez.

Junto a estas medidas globales, consideran necesarias otras más concretas, como el impulso del comercio con un tratamiento fiscal diferenciado o la creación de plataformas de venta online para pequeños negocios.