Valverde del Majano tiene algunos de los ‘huertos’ solares más grandes de la provincia. / kamarero
Valverde del Majano tiene algunos de los ‘huertos’ solares más grandes de la provincia. / kamarero
Publicidad

La energía solar fotovoltaica está encontrando hueco en la provincia de Segovia, en una apuesta clara por las energías limpias, y con un incremento de proyectos de instalación de paneles solares en este primer mes de 2019, en localidades como Lastras del Pozo, Brieva, Torredondo (Segovia), Perogordo (Segovia) y Narros de Cuéllar (Samboal).

En la actualidad, según los datos facilitados por el Servicio Territorial de Economía (antiguo Servicio de Industria), en la provincia se registran un total de 318 plantas, con una potencia global instalada de más de 26.000 kilovatios (KW). Desde Economía puntualizan que no se puede discriminar qué ‘huertos’ (como se conocen coloquialmente estas instalaciones) de los que funcionan son exclusivamente para uso doméstico, con unas pocas placas solares para el uso exclusivo del titular, y no comercializan la energía que producen. Así, la planta con una menor potencia se ubica en Aldea Real, y fue autorizada en el año 2003, para una producción de 0,85 KW. Por el contrario, las de mayores dimensiones se localizan en Valverde del Majano (500 KW), en marcha desde 2010, y en Villacastín (400 KW), autorizada en 2013. El resto de plantas, cuya potencia oscila entre esas cantidades, se distribuyen por casi toda la provincia.

Aunque la cifra de plantas es considerable, no se trata de grandes instalaciones; sin embargo, desde la Junta destacan que las solicitudes en proceso para evacuar directamente a las subestaciones de Perogordo y Lastras del Pozo, son proyectos mucho más grandes, cada uno de ellos en torno a los 50 megavatios (50.000 KW). En cuanto a las perspectivas de Lastras del Pozo, que tiene autorizadas dos instalaciones, la arquitecta Maite Horcajo, que ha estudiado ambos proyectos, que se sumarán a los ya existentes en el municipio, explica que la ventaja de Lastras es la cercanía del pueblo a una estación eléctrica, a la que derivarán la energía que se produzca. Una de las plantas, denominada PSF Lastras del Pozo, prevé una potencia de 35.000 KW, con una superficie de paneles solares de unas 67 hectáreas, que supone una inversión de unos 12 millones de euros. La segunda planta, de menores dimensiones (5.000 KW), que se instalará en un terreno de 18 hectáreas, tiene un presupuesto de 1,6 millones de euros.

En Brieva, también se ha autorizado una planta fotovoltaica, de 1.296 KW de potencia, mientras que en los núcleos de Torredondo y Perogordo de la capital se proyectan sendas instalaciones, de 16.728 KW de potencia la primera (5 millones de inversión) y 91,29 GWh de producción anual media la segunda y 28 millones de inversión. Narros de Cuéllar ha recibido también autorización este año para una central solar de 320 KW.