Empresarios de madera, en el vino de la festividad de ayer. / Kamarero
Empresarios de madera, en el vino de la festividad de ayer. / Kamarero

En su anual fiesta, dedicada a San José, los socios de la Agrupación Segoviana de Empresarios de la Madera (ASEM) tuvieron ayer tiempo de hablar de sus negocios, llegando a la conclusión, según las palabras del presidente de la entidad, Luis Comyn, de que el sector “no acaba de remontar”, a pesar de que sí se aprecian “pequeños repuntes” y de que las empresas dedicadas a la elaboración de palés y las de biomasa están mejorando sus resultados. Sin embargo, todavía no ha llegado la tan deseaba etapa de expansión general del sector. “Hay regiones, como Madrid, en las que ya sí se nota la mejoría, pero creo que en Segovia nos queda todavía un poquito para lograrlo”, añadió.

Con la crisis económica “se perdieron muchos puestos de trabajo”, y las empresas segovianas de la madera redujeron sus facturaciones (“en algunos casos, más del 60%”, reveló Comyn). Pero se cerraron pocas empresas, a juicio del presidente debido a “la gran capacidad del sector para adaptarse a cualquier situación”.

En la actualidad, en Segovia operan alrededor de 150 empresas en el sector de la madera, dando empleo a unas 2.000 personas. La mayoría de esas sociedades —entre 100 y 110— están adscritas a ASEM, cuyo presidente estima que la entidad, a nivel estratégico, “debería seguir la línea de la Federación Empresarial Segoviana”, en el sentido de que “hay que apostar por la innovación”, tal y como predica el máximo dirigente de la FES, Andrés Ortega.

“Debemos mejorar el diseño, apostar por el I+D+i, y salir afuera a competir”, declaró Comyn, quien reconoció que entre los empresarios del sector hay “preocupación” por las importaciones.

Comyn también sostuvo que para lograr una recuperación ‘real’ del sector de madera se requiere de estabilidad. “Si este año no hay mucho jaleo en España y las grandes economías se fían de nosotros creo que podremos ir subiendo”, declaró. En esa misma línea, deseó que España solucione sus “problemas de convivencia”, pues “si nos ponemos todos a remar en la misma dirección nos va a ir mucho mejor”.

En referencia a las últimas nevadas, que han provocado la caída de numerosos árboles en toda la provincia, Comyn sostuvo que, en principio, tal contingencia no afectará en demasía al mercado de la madera.

Más allá de sus análisis, Comyn se felicitó de que el sector siga celebrando San José, “una tradición que es imprescindible mantener”.