Publicidad

n n nEl pleno ordinario de marzo en el Ayuntamiento de Cuéllar se celebró, por causas evidentes ante la  crisis sanitaria, a puerta cerrada. Se tomaron todas las medidas necesarias y ocuparon el espacio inferior del salón de plenos en una sesión que la oposición pidió se redujera en contenido dadas las circunstancias.

El principal punto del orden del día del pleno fue la determinación de la forma de gestión del albergue ante la propuesta del equipo de Gobierno de remunicipalizar las instalaciones y el servicio. Al resto de la corporación municipal se le informó previamente del estudio realizado y que avala una estabilidad presupuestaria que la concejal Lucía Arranz resumió en esta atípica sesión de pleno. Costes, ingresos, amortización del edificio y enfoque para este proyecto son algunos de los ámbitos que se contemplan en este proyecto que se quiso llevar a este pleno para contar con el albergue como recurso en caso de urgencia ante el Covid-19. Arranz aseguró que el equipo de Gobierno es consciente de que su gestión directa “va a suponer un trabajo extra, pero un ayuntamiento debe apostar por servicios y por lo público”; “podemos llevar a cabo este proyecto de manera eficiente”, concretó.

Sin embargo, para el portavoz de Ciudadanos, David de las Heras, este estudio “no cuadra en nada”; las cifras propuestas, en base a dos años anteriores, cree que no se corresponden con los gastos reales que habrá en el futuro. Defendió la antigua gestión privada y aseguró que ahora “se perderá dinero”, por lo que anunció que su abstención de la Comisión se transformaría en un voto en contra. Desde el Partido Popular coincidieron en la defensa de Ciudadanos, que explicó que no se han tenido en cuenta “muchísimos factores”. Repasó algunos de los ámbitos que, a su juicio no se habían contemplado. En todo momento solicitaron un plan de explotación en el que se contemple cómo va a ser la forma de dirigir este albergue. Además, Fernández, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Cuéllar, criticó de nuevo la “urgencia” de votar en este pleno esta cuestión, “seguramente para esconder las maneras en cómo se está haciendo”.

La concejal de Servicios Municipales, Lucía Arranz, volvió a dar respuesta a las acusaciones de la portavoz del PP y detalló que todos los ámbitos están contemplados: desde lavandería hasta agua y seguro de responsabilidad civil. Otro de los temas que se recriminaron fue el salario del técnico que se contratará; desde el PP critican el bajo sueldo por una disponibilidad plena, algo que desde el equipo de Gobierno defendieron y que aseguraron “ojalá necesitemos personal extra porque contemos con muchos huéspedes”. “El albergue no va a arruinar al Ayuntamiento”, concluyó Lucía Arranz, que defendió  el valor añadido del albergue: “no ven el beneficio de actividades culturales y turísticas, solo se basan en lo económico”, comentó la concejal.

Fue el alcalde de la localidad el encargado de cerrar el debate generado antes de la votación; “Sorprende que para las privatizaciones bastara con hacerlas: dónde están los planes económicos de privatización de Plaza de Toros, Biomasa o alumbrado público”. El alcalde aseguró que el mejor estudio económico “se demostrará dentro de un año”. Asegura que se quiere dar otra línea de uso al albergue: “esto va a funcionar porque si no, las cuentas no saldrían desde el primer momento”, defendió el regidor local. La votación contó con la negativa de Ciudadanos y PP, pero la municipalización del albergue sale adelante. n