Vista de la carretera nacional a su paso por el centro urbano de San Rafael. / KAMARERO
Publicidad

Si las cuentas públicas ilustran prioridades, el alcalde de El Espinar, Javier Figueredo, recibe este mensaje: “Con estos Presupuestos Generales del Estado nos están diciendo que este ayuntamiento y sus vecinos no pintamos nada. Es cuestión de voluntad política y no la hay para hacer realidad algo tan necesario como la variante de San Rafael”. El proyecto apenas incluye una partida de 100.000 euros para licitar los estudios en una vía con una alta siniestralidad. “No tienen intención de hacerlo. Siempre es lo mismo; se destina una partida para el estudio y luego nada”.

El proyecto para desviar el tráfico pesado en El Espinar está encallado después de que la Declaración de Impacto Ambiental, impulsada por el anterior Gobierno, caducara. Tocó empezar de cero y el Gobierno deja en manos de los técnicos qué opción es la más eficiente, sin plazos en el horizonte.

Figueredo reivindica la importancia de la infraestrcutura. “Hay que hacerlo por seguridad. Solo hay que ver cualquier imagen en televisión estos días y el número de coches que pasan por San Rafael. Lo que no queremos es que vuelva a fallecer nadie”. Y pone el acento sobre escenas cotidianas. “No es que no paren en los semáforos, es que por las noches algunos se saltan los pasos de cebra”.

El alcalde señala la opción más rápida: llevar el tráfico a la autopista. “Muchas corporaciones han pensado que era también lo más económico”. Habla de un acuerdo con la concesionaria de la autopista en pos de un enlace a la altura del Puente del Cristo entre El Espinar y Navas de San Antonio entre la nacional y la autopista por el que los camiones deban pasar de forma obligatoria. “No haría ni construir la variante; bastaría con obligar a todos los camiones a ir por la autopista”.

Tilda de “excusa” el argumento del Gobierno de priorizar el gasto para paliar la pandemia como justificación para no incluir esta infraestructura. “Lo único que hace falta es que se pongan de acuerdo la Administración y la concesionaria. Que los camiones estén obligados a pasar por la autopista sería un primer paso muy importante para nosotros”.