Participantes en la plantación. / E.A.
Participantes en la plantación. / E.A.

El Ayuntamiento de San Cristóbal de Segovia junto con un grupo de alumnos del colegio Marqués del Arco de la misma localidad han plantado en San Cristóbal de Segovia hasta 150 nuevos árboles, entre los que destacan fresnos y pinos, pero también dos emblemáticos olmos resistentes a la grafiosis.

Se trata de una iniciativa que da continuidad a la repoblación de árboles en el municipio de los últimos años y para la cual el Ayuntamiento de San Cristóbal está haciendo un gran esfuerzo, a fin de incrementar la masa arbórea de la localidad.

En palabras del alcalde de la localidad, Óscar Moral, “plantar un árbol es plantar vida y plantar futuro”. Por ello en los últimos siete años se están plantando en torno a 300 árboles anuales. Entre las especies de los últimos años figuran olmos, manzanos silvestres, serbal de cazadores, pino albar, pinus nigra, alisos, fresnos y pinos.

Esta reciente tradición se realiza con motivo de la celebración del Día del Árbol, pero este año la actividad ha sido retrasada hasta que las condiciones meteorológicas lo han permitido.

Se trata tanto de mejorar el ajardinamiento urbano como de colaborar en la preservación de especies autóctonas o especialmente beneficiosas para el medio ambiente mediante su uso en jardinería urbana.

El colegio Marqués del Arco se ha significado también en los últimos años por su compromiso con el medio ambiente. Sus alumnos vienen participando en las distintas plantaciones que se han hecho en el pueblo y han recuperado en el colegio un huerto con semillas de fresno y encina, lo que les valió un premio medioambiental.