Grupo de la penúltima ruta de 'Viajero, yo te enseñaré Segovia'. / EL ADELANTADO

La penúltima parada del ciclo turístico de la provincia ‘Viajero, yo te enseñaré Segovia’, organizado por Prodestur, llegó a dos de las localidades que cuentan con un importante patrimonio de mudéjar. Samboal y Coca fueron las protagonistas este fin de semana con las explicaciones de los guías Ana Gómez Martínez y Raúl Rascón Romano.

El grupo dio inicio a la visita en la mañana del sábado en la iglesia de San Baudilio del Pinar, en Samboal, declarada Bien de Interés Cultural en 2001 por ser uno de los ejemplos más notables del románico-mudéjar de la provincia de Segovia, gracias a su torre de ladrillo y su ábside, levantado sobre un alto y robusto podio.

Después, la comitiva se trasladó a la milenaria Coca, donde se pudieron contemplar los restos de la muralla que ciñó la villa, con una de sus puertas de marcada influencia mudéjar; y a la torre de San Nicolás, que pertenecía a la iglesia del mismo nombre, ya existente en 1247. El recorrido continuó por la iglesia parroquial de Santa María, datada de mediados del siglo XIII, y que a partir de 1460 cobró especial esplendor gracias a Alonso de Fonseca, quien fundó en ella una capilla y dos capellanías.

La ruto finalizó en el castillo de Coca, único en su estilo, que define lo que fue el triunfo del ladrillo. Además, se hizo una visita al Museo Forestal para recordar la importancia y relevancia del sector maderero y resinero en la comarca.

Vinos de Nieva, para finalizar

El ciclo concluirá su andadura el próximo sábado con una visita por la tierra de vinos de Nieva y Santa María la Real de Nieva. Los participantes podrán comprobar cómo la cultura del vino está tan arraigada en la zona, que es objeto de escenas en algunos de los capiteles del claustro gótico del Monasterio de Soterraña.