11 01 fuente vieja web
Un momento de la inauguración de ‘La Fuente Vieja’. /E.A.

La localidad de Sacramenia ha inaugurado este verano otro elemento de su patrimonio artístico, la conocida como ‘La Fuente Vieja’, tras varias actuaciones acometidas hasta el año 2020, retrasándose su presentación por la pandemia del covid. La Asociación Cultural Nuestra Olma ha sido la verdadera artífice de este proyecto de rehabilitación, ya que lo ha financiado íntegramente, tras recibir la autorización expresa de la Confederación Hidrográfica del Duero, ya que los terrenos donde se ubica la fuente, así como la senda de acceso a la misma pertenecen a la CHD.

Desde la asociación valoran que se ha conseguido una paraje cuyo entorno invita al paseo, del que ya muchos vecinos disfrutan, convirtiéndose en un punto de encuentro. La inauguración se ha pospuesto dos años, por los “problemas” que surgieron en su día con el equipo de Gobierno del Ayuntamiento, y posteriormente por el confinamiento obligado por el covid. Nuestra Olma ha retomado sus actividades y una de las primeras ha sido la inauguración de ‘La Fuente Vieja’.

Por otro lado, ahora tienen otro reto, que también viene de lejos, la restauración de la Ermita de San Miguel. En este sentido, confían en que “Patrimonio no eche en el olvido” la segunda fase de las obras en este templo, autorizadas hace más de cinco años, después de que la primera fase de consolidación se acometiera en 2015. Mientras, hace unos días se celebraron la XI Jornadas Medievales, que nacieron para promover la recuperación de la Ermita de San Miguel, que data del siglo XII y es considerada como uno de los emblemas de la localidad. Las jornadas contaron con un concierto a cargo de Violeta Veinte y Erika López, con María Sanz González, que deleitó a los asistentes con su voz.

“La Asociación Artístico Cultural Nuestra Olma de Sacramenia seguirá luchando por consolidar, restaurar y mantener el patrimonio de su pueblo”, concluyen en un comunicado.