Israel de Pedro, a caballo, junto a los jóvenes toreros del tentadero. / JUAN ANTONIO
Publicidad

El novillero de alternativa José Ruiz Miguel se encerró con dos toros en el complejo taurino ‘Los Cerros’ de La Higuera, dos ejemplares de la ganadería de Sánchez Valverde, procedencia Montalvo, antaño dando nombre a la popular ganadería del ‘Cura de Valverde’. Fueron dos faenas de diverso concepto las que realizó el de Puerto Real, la primera basada en muletazos por ambos pitones de parecido significado y sentimiento, muy en tono ortodoxo, y la segunda con mayor hondura, arraigo y buena técnica a un ejemplar bravo, con alta dosis de temperamento y un magnífico pitón derecho. Tuvo en cuenta el diestro desde el inicio de faena, que el astado derramaba la vista, pero embestía con prontitud y de manera clara y contundente. Se valoró mucho el toreo del diestro por la aplicación de los pases aplicados y los largos pectorales con los que cerraba las tandas.

Ruiz Muñoz debutó con picadores el 27 de abril de 2014 en la Real Maestranza de Sevilla con novillos de García Jiménez, acompañado por Gonzalo Caballero y Lama de Góngora. Consiguió ovación y aplausos, respectivamente. El año 2018 se lo pasó sin torear y el pasado sumó tan sólo tres novilladas, una en Guillena donde lidió tres novillos con corte de dos orejas a un ejemplar de Luis Algarra. Hasta ahora estaba apoderado por José Luis Peralta y desde hace unos días por el matador de toros segoviano Emilio de Frutos.

Ruiz Muñoz estuvo acompañado por sus subalternos Felipe Provenza y Álvaro Curiel y por el novillero Carlos Carmona, hijo de Lázaro Carmona, matador de toros y apoderado de toreros. Presenciaron el tentadero Andrés Hernando y Julio Aparicio. Picó con la maestría de reconocida solvencia Israel de Pedro.

En el complejo ‘Los Cerros’ se llevará a cabo la celebración de la 306 Tertulia Taurina de Segovia aplazada el pasado miércoles debido a la adversa climatología. Será en fecha adecuada a primeros de febrero con el matador de toros Uceda Leal como invitado especial, el cual tentará algunas vacas y después el almuerzo con el correspondiente coloquio y el óleo de Lope Tablada para el invitado. Previamente y en el pórtico de la nave, vino español de bienvenida e inauguración del complejo con su escuela taurina incorporada.

La familiaridad de José Ruiz Muñoz con el mítico Curro Romero, viene por línea directa materna. Su abuela era hermana del torero de Camas, el cual, nos consta, permanece a la expectativa de la trayectoria de su joven familiar. Algunos de los presentes comentaban que el gaditano mostraba algún atisbo con referencia al genuino toreo de Curro. No está nada mal esa simbiosis.