José María, que asistió a la inauguración, sostiene una de sus obras. /E.A.
José María, que asistió a la inauguración, sostiene una de sus obras. /E.A.

El salón del Ayuntamiento de Castrojimeno acoge una buena muestra de la obra del joven Rubén García, que descubrió su talento para hacer dibujos de fotografías como consecuencia de un accidente laboral en el que se rompió el pulgar de su mano derecha. El médico le recomendó escribir o dibujar para recuperar la movilidad. Fue así como Rubén García empezó a dibujar, obteniendo unos resultados espectaculares que los vecinos de Castrojimeno ya pueden contemplar en el Ayuntamiento, bajo el título ‘Comienzo a dibujARTE’.

Rubén García nació en Oviedo. Vive en Madrid, pero toda su familia es de Castrojimeno, por lo que ha decidido mostrar su arte en su pueblo, en una exposición para la que ha contado con el apoyo del municipio.

Al principio dibujaba coches para sus sobrinos, y no tardó mucho en aficionarse. García es autodidacta: aprende gracias a los tutoriales que ve en internet. Con el tiempo, ha ido mejorando su técnica: alterna el grafito con lápices de colores profesionales. Pintar también en blanco y negro, reservando los colores para deportistas colmo Michael Jordan, LeBron James, Kobe Bryant o Mike Tyson. Para este último necesitó cerca de 40 horas: de media, emplea unas 30, dos o tres semanas.

García ha pasado de principiante a “profesional a su manera”. En su pueblo le animaron a recoger sus obras en una muestra y acabó aceptando la propuesta. Sus dibujos lucen ya en el Ayuntamiento para disfrute de vecinos y visitantes.